domingo, 24 de febrero de 2013

¿Nos están envenenando y nadie hace nada por evitarlo?

"En los últimos 30 años el índice de cáncer ha aumentado más de un 40%. (...) Constatamos en los países desarrollados una evolución similar en problemas de origen neurológico (Parkinson y Alzheimer). (...) ¿Cómo podemos explicar el aumento, exagerado, de estas patologías?"

Este es el punto de partida de "Nuestro veneno cotidiano" cuyo subtítulo es muy revelador: "La responsabilidad de la industria química en la epidemia de las enfermedades crónicas". Su autora es Marie-Monique Robin, una periodista francesa que cuenta con varios premios por sus trabajos de investigación.

La obra, de casi 700 páginas, analiza con detalle cómo los consumidores nos encontramos completamente desprotegidos ante los intereses económicos de la industria relacionada con la alimentación. El libro aborda cuestiones tan polémicas e interesantes como los pesticidas y su influencia negativa en la salud, la progresiva invasión de la industria química en el sector de la alimentación o la tomadura de pelo que supone la reglamentación que, en teoría, protege a los consumidores. Especialmente interesantes son los capítulos dedicados a cómo nació la IDA (Ingesta Diaria Admisible), y el dedicado a los aditivos alimentarios, con especial atención al aspartamo (edulcorante químico que protagonizará la entrada de la próxima semana).

La inquietante idea que subyace en toda la obra es que existe algún tipo de connivencia entre el poder económico de las empresas y los organismos encargados de velar por la salud de la población. Pero no se trata de afirmaciones gratuitas realizadas sin rigor alguno. La autora ha investigado centenares de documentos y ha entrevistado a una cincuentena de afectados, investigadores, expertos, representantes de la industria y de los organismos oficiales. Para ello tuvo que viajar por diez países de Europa, América y Asia.

Además, todos los datos e informaciones que aporta vienen con sus correspondientes notas y referencias acerca de su procedencia. En total son 85 páginas de referencias de este tipo. Lo que no me gusta es que las notas vienen todas agrupadas al final del libro, en vez de venir al pie de cada página, lo que te obliga a estar cambiando de página continuamente.

Con todo este material, la autora ha realizado un interesante documental que, lamentablemente, no se encuentra doblado al español, aunque sí está disponible con subtítulos (aunque advierto que de vez en cuando aparece alguna falta de ortografía).


Su anterior libro, "El mundo según Monsanto", también cuenta con el correspondiente documental (disponible en español) y también pone los pelos de punta. Monsanto es una multinacional norteamericana que no solo fabrica pesticidas, sino que se introdujo en el ámbito de la investigación genética para modificar el ADN del maíz o de la soja para hacerlos resistentes a estos herbicidas. En este documental, que inserto a continuación, se exponen las consecuencias de estos productos transgénicos, y cómo se están mezclando con los cultivos tradicionales debido a la imparable polinización del  viento, de manera que dentro de un tiempo será muy difícil consumir productos no transgénicos.


Finalizo con una reflexión para los escépticos: Las conclusiones que se obtienen de estos trabajos son de una enorme gravedad y preocupación para los consumidores y dejan en muy mal lugar a las empresas y organismos relacionados. Si fuera mentira, ¿cómo es que Monsanto, la FDA, la EFSA y demás no se han querellado contra su autora?

Este enlace te lleva al libro en la tienda de Amazon:
Nuestro veneno cotidiano: La responsibilidad de la industria química en la epidemia de las (ATALAYA)

6 comentarios:

  1. Como siempre hasta ahora, acabo de leer un post interesantísimo. Muchas gracias por recopilar y compartir esta información!!!

    ResponderEliminar
  2. sois unos maquinas... muchisimas gracias por tantos datos interesantes.
    Saludos desde Malaga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario.

      Saludos desde Granada.

      Eliminar
  3. He descubierto muy recientemente tu blog y estoy alucinada a la par que indignadísima. Es impresionante la cantidad de porquerías con las que nos estamos "alimentando". Yo ya he tomado nota de muchas de tus recomendaciones y estoy muy de acuerdo contigo, los aditivos, cuantos menos, mejor.
    Soy adicta al blog!!
    Gracias por mantenernos tan bien informados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu interés.
      Me alegra mucho saber que mis comentarios y reflexiones son de utilidad... pero ten cuidado, que las adicciones no son buenas ;-)

      Saludos.

      Eliminar