No+Aditivos

Lonchas de queso sin aditivos preocupantes

Hoy toca analizar un producto de uso muy frecuente en las casas: las lonchas de queso fundido. Pero, antes, quiero invitarte a que te unas a la nueva página que he creado en Facebook con la intención de que podamos compartir y dialogar sobre otros asuntos colaterales a los aditivos, pero siempre en el ámbito de la salud. Para unirte a ella solo tienes que darle a “Me gusta” en el recuadro de la derecha.

Bueno, la de hoy es de esas entradas que afronto con el convencimiento previo de que no será posible encontrar ningún producto libre de aditivos potencialmente perjudiciales, especialmente porque este tipo de queso requiere de sales fundentes y para ello se suelen utilizar fosfatos. Pero, afortunadamente, me he llevado la agradable sorpresa de que algunas marcas prescinden de los fosfatos. Vamos a verlo en la tabla:

Tabla comparativa de aditivos en las lonchas de queso

Tanto la versión light de El Caserío, como una nueva variedad de esta misma marca denominada “Corazón cremoso” la única sales fundentes que utilizan son los citratos de sodio, E-331, que carecen de efectos secundarios. Sin embargo, la versión tradicional de El Caserío se encuentra en mitad de la tabla debido a que añade ortofosfatos de sodio, E-339, y polifosfatos, E-452. El consumo regular del primero puede producir una disminución de la absorción del calcio, desequilibrando la relación calcio fósforo en el organismo; mientras que el consumo en exceso del segundo no solo puede afectar la absorción del calcio, sino también la de magnesio y hierro, pudiendo desequilibrar la relación calcio/magnesio. En ambos casos podrían llegar a aparecer consecuencias como osteoporosis o depósitos calcáreos.

Muy parecidos a estos dos, y con iguales consecuencias potenciales, son el E-450, difosfatos, y el E-341, ortofosfatos de calcio. También aconsejo evitar aquellas lonchas de queso que añaden carragenanos, E-407, por los motivos que ya he expuesto muchas veces (ver aquí).

Marcas sin aditivos potencialmente perjudiciales

Por último, quiero recordar que el consevante E-202, sorbato potásico, lo pongo en amarillo porque algunas personas experimentan reacciones alérgicas como urticaria, aunque la mayoría de los consumidores lo puede tomar sin problema.

Antes de terminar quiero agradecer su colaboración a Salva, un amigo de este blog, que ha permitido añadir a la tabla comparativa la marca Bon Preu, que solo se comercializa en Cataluña.

En definitiva, tenemos tres buenas opciones para tomar lonchas de queso: El Caserío light, con un porcentaje de materia grasa inferior a las normales; o, para quien prefiera un producto más graso, El Caserío Corazón cremoso, que tiene hasta nata en sus lonchas rellenas. Otra buena opción es una marca italiana que he visto en Carrefour: Galbani, hecho con queso mozzarella.

Aunque otra interesante alternativa es cortar una loncha fina del queso que tengamos en casa y fundirlo directamente en la sandwichera.

¡Hasta la próxima entrada!

 

Salir de la versión móvil