No+Aditivos

Tomate frito: sin aditivos y en envase de vidrio

Imagen de Nesson Marshall

Han pasado ya casi dos años desde que publiqué una entrada dedicada al tomate frito, así que ha llegado el momento de analizar este producto de nuevo, aplicando el formato de la tabla de colores que por aquel entonces aún no había puesto en marcha.

Para hacer este análisis comparativo he tomado datos de nada menos que 56 productos distintos, algunos de ellos iguales en todo menos en el envase. Pero, cuidado, porque un mismo tomate frito de la misma marca y variedad también puede presentar diferencias según su formato de venta. Es el caso de Hacendado que en su tomate frito básico (“abrir y servir”) en tetra brik añade el conservante E-202, sorbato potásico, mientras que el mismo tomate en envase de vidrio no contiene conservantes. Por su parte, el tomate frito Día en brik está elaborado con 145 g. de tomate para obtener 100 g. de tomate frito, mientras que el mismo en vidrio está cocinado con 160 g. O sea, que es mejor porque contiene más proporción de tomate.

Tabla de aditivos en el tomate frito

Por lo general el resultado de la comparativa ha sido muy positivo ya que 19 productos (de todo tipo) no añaden ningún aditivo, y los 30 siguientes incporporan uno o dos, pero completamente inocuos, como ácido cítrico, E-330, o almidón. No obstante, por muy inofensivos que sean, yo sigo prefiriendo las marcas que no añaden ninguno: si se puede elaborar una magnífica salsa de tomate frito sin aditivos, ¿para qué añadirlos?.

Las tres últimas marcas de la tabla quedan descartadas para mí. Las que contienen el mencionado E-202 porque en algunos casos puede presentar reacciones alérgicas, y porque si añaden este conservante, que no hace ninguna falta, da qué pensar si no será debido a que utilizan tomates de muy baja calidad o demasiado maduros y sea necesario añadirles un conservante. De otro lado, el tomate frito light de Hida añade el edulcorante E-955, sucralosa. Este edulcorante no me gusta porque estudios en ratas evidenciaron efectos negativos sobre la flora intestinal, aunque estudios posteriores descartaron dichos efectos en humanos dentro de los niveles de consumo aconsejados. Sin embargo, en esta misma tabla aparecen otras marcas que no añaden azúcares ni tampoco edulcorantes. Por tanto, me parecen más recomendables éstos.

Una cosa más. Me ha llamado la atención que hay una marca, Ferrer, que añade agua al producto, así que al final nos venden agua a precio de tomate. Es la única que lo hace, por lo que yo optaría por otra que no “agüe” la salsa.

En conclusión: existen muchas y buenas opciones donde elegir, pero preferentemente en envase de vidrio, ya que tanto las latas como los tetra briks pueden contener bisfenol A u otras sustancias similares perjudiciales para la salud.

Salir de la versión móvil