Casi ninguna marca de bacon está libre de aditivos

Evitar los aditivos en los productos cárnicos es una tarea harto difícil tal y como hemos podido comprobar en las entradas que dediqué a las salchichas cocidas, al jamón cocido o a la pechuga de pavo. En estos dos últimos casos, al menos, tenemos la oportunidad de escapar de los nitritos y de los fosfatos (aunque haya que ‘apechugar’ con los carragenanos).

Pues bien, el producto de esta semana es de los que también se nos presenta bien cargado de aditivos, aunque con alguna sorpresa agradable. Se trata del bacon o panceta. Un alimento muy calórico que debe ser consumido con moderación para evitar problemas de sobrepeso o de hipercolesterolemia, entre otros. De otro lado, un estudio publicado en 2012 en la revista “British Journal of Cancer” apuntaba la relación entre comer diariamente dos lonchas de bacon  o una salchicha (carne roja procesada en general) y el incremento en un 19% del riesgo de padecer cáncer de pancreas. Así que, mucha precaución.

Tabla de aditivos encontrados en el bacon

Dicho esto, aquí a la derecha está la tabla que he elaborado comparando los aditivos de 26 productos. Como se puede observar, en varios casos aparece una misma marca con el bacon en lonchas y en tiras. Aunque, en general, los aditivos coinciden, es mejor no confiarse porque no siempre es así (por ejemplo el caso de Realvalle que a la variedad en tiras le añaden un potenciador del sabor).

La gran sorpresa es que hay una marca de bacon que no contiene ni un solo aditivo. Esto resulta especialmente llamativo ya que en los productos cárnicos siempre suele aparecer, al menos, nitrito sódico (E-250) como conservante para evitar la aparición de determinadas bacterias. Sin embargo, la marca Biobardales no los incorpora, al parecer porque dentro de su proceso de producción ecológica toman estrictas medidas higiénicas que minimizan la necesidad de conservantes en el producto. Este bacon sin aditivos lo encontré en la zona BIO de Carrefour.

El resto de variedades de bacon de la tabla sí contiene nitritos (E-250), e incluso nitratos (E-252), aditivos cuyo principal riesgo es que pueden formar nitrosaminas, una sustancia cancerígena, pero se añaden para evitar la aparición de clostridium botulinum, una bacteria que puede llegar a ser mortal.

El bacon de Biobardales no contiene
ningún aditivo

En la tabla también abundan los productos que añaden fosfatos (E-450, E-451 y E-452), que pueden alterar el equilibrio calcio/fósforo de nuestro organismo. Además, un estudio dirigido por el Dr. Eberhard Ritz, del centro de nefrología de Heidelberg (Alemania), advierte del riesgo para la salud que supone su consumo. Y, digo yo, si hay varias marcas que no añaden fosfatos: ¿por qué demonios otras muchas sí los incorporan? Insisto una vez más en la idea de que somos los consumidores quienes podemos presionar eligiendo unas marcas y no otras para forzarles a dejar de añadir alegremente sustancias innecesarias que, además, no son del todo inocuas.

De otro lado, en siete de los productos que he encontrado aparecen ¡otra vez! los carragenanos (E-407) cuyos riesgos para la salud comenté hace casi un mes. Entre esos riesgos también se encuentra una posible relación con un tipo de cáncer.

Y, por último, no quiero dejar de criticar las cinco marcas que también añaden el potenciador del sabor E-621, glutamato monosódico que solo sirve para engañar a nuestro paladar. Pero, lo peor, es que su consumo no está exento de efectos secundarios, tal y como detallé en esta antigua entrada.

En conclusión: la marca ecológica Biobardales es la única que no presenta ningún aditivo (aunque es más cara que las otras). Un opción alternativa es elegir el bacon en tiras de la marca Carrefour que sólo añade nitrito sódico y un par de aditivos inofensivos. Quien lo quiera en lonchas (y no se pueda permitir Biobardales) tiene hasta tres marcas que añaden nitritos y nitratos, pero no fosfatos.

[ACTUALIZACIÓN 12/09/2018: Según me aclara la divulgadora y especialista en nutrición Cristina Galiano: “lo que vende Biobardales no es beicon, sino una panceta que entre otras cosas lleva pimentón, ajo… Si se lo dieras a un inglés de verdad para desayunar, te lo rechazaría. El beicon de verdad, solo es ahumado y con sal, y a día de hoy yo no he encontrado ninguno que no lleve aditivos”. Le agradezco a Cristina su aclaración y aprovecho para recomendar su interesante, a la par que útil, página web].

[ACTUALIZACIÓN 09/03/2014:  Aquí tenéis una nueva tabla que incorpora las sugerencias del comentario realizadas por el lector denominado “Biólogo”. Recomienda tener en cuenta el poder de evitar la formación de nitrosaminas del E-316]

Propuesta alternativa atendiendo a la capacidad del E-316
para evitar la formación de nitrosaminas de otros aditivos
Comparte
Etiquetado , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Moisés Chacón

Periodista interesado en temas de salud

6 Respuestas a Casi ninguna marca de bacon está libre de aditivos

  1. Biólogo dice:

    Saludos de nuevo, Moisés, enhorabuena por otro interesante y completo análisis de productos.

    Pues yo la verdad es que como bacon con cierta frecuencia, me gusta bastante aunque soy consciente de que es uno de los alimentos menos recomendables por su altísimo contenido en grasas saturadas. Curiosamente hay varias marcas que tienen muy pocos aditivos, solo lo “imprescindible” en las carnes procesadas, y me he llevado toda una sorpresa al ver que Biobardales no añade ninguno.

    Esta vez me parece interesante comentar una cosa y es que las marcas Oscar Mayer (que por cierto, es la que consumo, en lonchas) y El Pozo, entre otras, contienen como antioxidante el E 316, eritorbato sódico, que, además de ser un antioxidante inocuo, lo que hace es precisamente evitar la formación de nitrosaminas a partir del nitrito. Algo a tener en cuenta, sin duda, y una buena noticia. De hecho, no entiendo por qué el E 316 no se usa siempre en todos los procesados cárnicos cuando puede ser una solución al potencial cancerígeno de los nitritos.

    Por esto, en mi opinión personal las marcas que pones en el puesto 3 en la tabla me parecen más peligrosas en cuanto a aditivos que los que están en los puestos 4, 5 y 6, que aunque contienen fosfatos a diferencia de los que están arriba de la tabla, también incluyen este deseable eritorbato. Quiero decir, los fosfatos son malos porque pueden causar ciertos problemas metabólicos en dosis muy altas, pero peor es incrementar el riesgo de desarrollar un cáncer. Aunque ya me parecen un poco pasada las marcas que incluyen hasta tres fosfatos distintos (en serio, ¿para qué tantos?), y por supuesto, las que llevan carragenanos y glutamato están totalmente descartadas para mi.

    Supongo que esta vez la forma de ver la tabla depende del consumidor. En cualquier caso, mejor dejar de lado el bacon por el bien de nuestro colesterol. Por mi parte, intentaré evitarlo más a menudo, aunque es difícil resistirse. Je, je.

    Como ya dije, un buen trabajo y una entrada muy útil.

    • Muchas gracias, una vez más, por tu completo comentario. Me parecen muy interesantes tus apreciaciones y, por eso, he incorporado una actualización con una tabla ordenada según tu sugerencia [aunque contradice la filosofía del blog de “cuantos menos aditivos, mejor”, pero tienes razón con lo del E-316].

      Saludos y gracias a ti por tomarte la molestia de dejar tus interesantes comentarios.

  2. Nieves dice:

    Pues si, yo tambien esperaba esta entrada y me ha parececido muy buena. Ya me imaginaba que era un producto complicado, pero es alentador saber que hay una alternativa “sana” y decepcionante saber que el resto de fabricantes solo se limitan a cumplir la normativa sin interesarles lo mas mínimo el consumidor. Es una lastima que la mayoria de la poblacion no se dedique a mirar etiquetas en el supermercado, porque si no, les saldria el tiro por la culata.

    Viendo la pagina web http://www.biobardales.com veo que sus pates tampoco tienen aditivos, muy interesante esta marca.

    En fin, enhorabuena por el estudio y no pares por favor, que me parecen todos muy interesantes.

  3. Anonymous dice:

    Buena entrada, la verdad es que la esperaba.

    Viendo el panorama, se podría decir que mejor no comer bacon jeje. A mí me gusta pero lo consumo esporádicamente, hay cosas que uno no puede dejar de comer…

    En mi caso suelo comprar oscar mayer en lonchas y tarradellas en cintas. Veo que efectivamente es “de lo mejorcito”. No compro en Carrefour así que no había visto la marca sin aditivos, es interesante. Ojalá todas las empresas se lo tomaran así de en serio para no añadir aditivos.

    Un saludo,
    Alejandro.

    • Gracias por tu comentario, Alejandro.

      Aunque esperabas esta entrada, tengo que reconocer que rehuyo un poco los análisis de productos cárnicos porque siempre están saturados de aditivos y es difícil encontrar alguna marca más recomendable que otras.

      Sin embargo, me llevé una gran sorpresa al encontrar el bacon de Biobardales y comprobar que en la etiqueta no declara ningún aditivo. Yo pensaba que era poco menos que imposible… Pero ahí está.

      ¡A ver si entre todos podemos influir a los fabricantes para que reduzcan la presencia de aditivos en los alimentos!

      ¡Gracias por estar siempre tan al loro de No+Aditivos!

Deja un comentario

Responsable » Moisés Chacón
Finalidad » Moderación de comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de SOLUCIONES CORPORATIVAS IP, S.L. dentro de la UE y de acuerdo a su política de privacidad
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar y suprimir tus datos enviando un correo a contacto@nomasaditivos.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.