«

»

Abr 07 2013

Evitar los nitritos en el paté es posible

[Hay una nueva entrada más actual dedicada al paté. Puedes verla en este enlace]

El paté de carne es uno de esos productos que está casi condenado a contener aditivos. En general todos los productos cárnicos envasados o elaborados suelen estar “condenados” a incorporar una serie de aditivos para mejorar su conservación, evitar la aparición de bacterias y retrasar así su fecha de caducidad.

En el caso del paté hay que comenzar advirtiendo que de por sí no es un producto demasiado apropiado para nuestro organismo debido a la gran cantidad de grasas y de colesterol que lleva. Pero, para un consumo esporádico, hay que reconocer que está muy rico.

Para analizar los aditivos que suele incorporar este producto voy a tomar como ejemplo el paté de pato de Casa Tarradellas:

Antioxidante E-301 (ascorbato sódico). La sal sódica de la vitamina C (ácido ascórbico) se utiliza como antioxidante en la industria alimentaria. Su consumo no presenta ningún problema y la ingesta puede ser ilimitada.

paté de pato casa tarradellasPotenciador del sabor E-621 (glutamato monosódico). De este aditivo ya hablé ampliamente en la entrada dedicada a las aceitunas rellenas. Solo recordar que, además de existir numerosas sospechas sobre sus perjuicios para la salud y que incrementa el apetito evitando la sensación de saciedad, no debemos olvidar que básicamente se trata de una tomadura de pelo: sirve para que el producto parezca artificialmente más sabroso de lo que es en realidad. Todo un engaño a nuestro paladar.

Conservante E-250 (nitrito sódico). Este es uno de esos aditivos difíciles de evitar, especialmente en los productos cárnicos envasados ya que se usa para prevenir el desarrollo de la bacteria que puede causar el botulismo. Hasta ahí bien. Lo malo es que, según Food-Info, los nitritos son precursores de las  nitrosaminas, que pueden producir cáncer. Éstas “se forman en el estómago a partir de los nitritos y las proteínas. A altas concentraciones pueden reaccionar con la hemoglobina. Su uso no está permitido en productos dirigidos a los niños menores de seis meses. Los niños pequeños tienen un tipo diferente de hemoglobina, la cual es mucho más reactiva hacia los nitratos que la hemoglobina normal”.

También hacen referencia a su peligrosidad autores como Rudolf Plank en “El empleo del frío en la industria de la alimentación” o en “Tratado de nutrición” de Ediciones Díaz de Santos, entre otros.

Con más detalle hablan sobre sus ventajas e incovenientes en este artículo de la revista Consumer Eroski donde, básicamente, vienen a decir que su uso en productos cárnicos procesados (como los embutidos por ejemplo) es necesario, pero que con su consumo también estamos asumiendo una serie de riesgos. Así que la decisión es del consumidor.
Su IDA tampoco es nada tranquilizadora: Entre 0,2 y 0,06 mg./kg. de peso corporal

Como alternativa solo he encontrado un paté. De hecho me sorprende que entre sus ingredientes no contenga ni un solo aditivo. Se trata de una pequeña gama de patés de Carrefour en recipientes de 180 gramos y a un precio muy económico. Tienen de jabalí, de ciervo, al armagnac y el denominado “de campo” (campestre para Portugal):

paté del campo Carrefour
Paté de Carrefour sin aditivos

En conclusión: como la inmensa mayoría de los productos cárnicos envasados contienen el E-250 por las razones ya apuntadas, lo mejor es intentar evitarlo en la medida de lo posible. Por ejemplo: tomar los productos lo más frescos posible. Por ejemplo: en vez de comprar carne picada envasada, ir a la carnicería y pedir que te piquen sobre la marcha la pieza de carne que tú elijas. Evidentemente, tendrás que consumirla en menos tiempo (o congelarla), pero tu salud saldrá ganando.

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Cocina y Bienestar

    Me encanta leer cada domingo una nueva entrada en la que recoger información útil para saber que nos ofrece realmente la industria alimentaria.

    1. Moises Chacon

      Y una vez recogida esa información, ya podemos elegir los ingredientes adecuados para elaborar una de las magníficas recetas de http://www.cocina-bienestar.com.

      ¡Gracias por tu comentario!

  2. Eddy

    Precisamente hoy estuve comparando patés en el Carrefour buscando alguno sin tanto aditivo…¡y esa gama de carrefour fue prácticamente la única que no revisé! Estuve tanto tiempo leyendo etiquetas sin que ninguno me convenciera que al final desistí, y fue una de las razones que me han traído a tu blog, ¡muchas gracias por la información!

    Te seguiré a partir de ahora, felicidades por el blog, creo que puede ser útil a mucha gente, cada vez somos más los que nos negamos a comer porquería.

    Por cierto,creo recordar que la gama ‘Sólo Natural’ de La Piara tampoco lleva ningún aditivo (en mi caso no lo pude comprar porque lleva leche). Un saludo!

    1. Moises Chacon

      Gracias por tu comentario.

      Tomo nota del paté que mencionas y le echaré un vistazo para ver si lo puedo añadir a esta escueta lista de los patés libres de aditivos.

      Saludos!

  3. Eddy Again

    P.D.: Me he partido el culo con la etiqueta de ‘Paté del campo campestre’XDD

  4. yokito

    Hola, os dejo una nueva recomendación: Paté suave La Piara Solo Natural. No lleva aditivos.
    Ingredientes: Tocino, Carne e higado de cerdo(51%), agua, crema de tapioca 13%(leche desnatada, fécula de tapioca), fibra vegetal, sal, especias y aroma natural.

    1. Moisés Chacón

      Hola Yokito.

      Gracias por tu aportación. Me alegro de que existan más alternativas sin aditivos. Próximamente quiero publicar una nueva entrada revisión de ésta, pero con el formato de tabla comparativa. Cuando lo haga incluiré, sin duda, el que mencionas.

      Saludos.

Los comentarios han sido desactivados.