Positive SSL

«

»

Abr 10 2015

Croquetas de marisco con poco marisco y muchos aditivos

Esta entrada es continuación de la anterior sobre las croquetas. Para que aquella no quedara demasiado extensa, decidí centrarla en las que llevan relleno de carne y dejar para ésta las que cuentan con otro tipo de rellenos. Concretamente: bacalao, boletus (un tipo de hongo), queso, merluza, gambas y otros. Esta es la tabla resultante:

Croquetas congeladas otros sabores

Tabla comparativa de aditivos en croquetas congeladas de varios rellenos

Aquí la cosa está algo mejor que en el caso de las croquetas de carne. Las únicas que contienen aditivos en color rojo son las dos últimas. La que cierra la tabla, croquetas de marisco de la marca Día, queda completamente descartada para mí por contener 9 aditivos, algunos de ellos poco recomendables. Concretamente:

  • Croquetas

    Imagen de Xisco Bibiloni

    E-621, glutamato monosódico, del que ya recordé algunos de sus efectos en la entrada anterior. Supone un engaño al paladar del consumidor.

  • E-450 y E-451, difosfatos y trifosfatos, respectivamente. Su consumo frecuente puede llegar a desequilibrar la relación calcio/magnesio en el organismo.
  • E-223, metabisulfito sódico. Puede desencadenar graves reacciones de hipersensibilidad: crisis asmáticas, urticaria, alteraciones gastrointestinales, o incluso crisis anafiláctica. Puede ocasionar pérdida de vitamina B1 y debe ser evitado por personas con enfermedades de hígado y riñones.
  • E-120, colorante cochinilla. En algunas personas puede provocar reacciones alérgicas (asma y perturbaciones gastrointestinales). Se obtiene machacando unos insectos llamados, precisamente, cochinillas. Su uso resulta absolutamente innecesario. Si se añade en las croquetas es para engañar la vista del consumidor haciéndole creer que contiene más cangrejo del que realmente contiene.

Algunos pueden argumentar que tanto los sulfitos como las cochinillas se utilizan desde hace siglos, pero eso no quiere decir que sea mejor evitarlos de la alimentación cotidiana (siempre que se pueda). El que algo se venga utilizando desde siempre no lo convierte en bueno.

Por cierto, si en estas croquetas de “marisco” esperas encontrar bogavante, ostras o cigalas, mejor no las compres. En concreto contiene un 8% de gambas y un 2% de sucedáneo de cangrejo.

También en color rojo está el E-160b, annato, que contienen las croquetas artesanas de boletus de la marca Carrefour. Este colorante, que da un color naranja, también puede provocar reacciones alérgicas, e incluso bloquear la actividad de la vitamina A. Como es un colorante, resulta completamente innecesario.

En color amarillo aparecen los aditivos E-202, sorbato potásico, que en casos excepcionales puede presentar reacciones alérgicas, y el E-412, goma guar, que puede ocasionar alergias eventuales; en grandes cantidades puede provocar cólicos intestinales y flatulencia.

En definitiva, yo recomendaría las tres marcas que utilizan aceites más saludables, especialmente las de bacalao de La Cocinera, cuyo único aditivo es el almidón.

Fuentes:
– “¿Veneno en su plato?”. Editado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).
– “Guía completa de aditivos alimentarios“.
– “Tabla de aditivos. Los números E

Deja un comentario