La salud es lo primero: no al glifosato

Máquina fumigando

Imagen de Chafer Machinery

A finales del pasado mes de marzo, la Agencia Internacional de Investigación Contra el Cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tomó la decisión de incluir el herbicida glifosato en la lista de productos “probablemente cancerígenos para el ser humano”.

El glifosato, cuya patente (ya caducada) era propiedad de la multinacional Monsanto, es uno de los plaguicidas más utilizados en el mundo. No solo se utiliza en tierras de cultivo, sino que también es muy frecuente su uso en jardines o en las márgenes de las carreteras para eliminar las malas hierbas, lo que hace bastante fácil su migración al agua y a los alimentos.

Por supuesto, Monsanto defiende su inocuidad ya que ve peligrar su cuenta de resultados. Solo basta recordar casos como la encendida defensa de los cigarrillos que hicieron las tabaqueras, o la que hicieron las empresas productoras de amianto de ese material claramente cancerígeno. En este sentido, resulta muy significativo este extracto de una entrevista a Patrick Moore, lobista de Monsanto, asegurando que el glifosato es tan inocuo que incluso se podría beber sin problemas… el problema vino cuando el periodista le ofreció un vaso de este herbicida. Lógicamente, no quiso tomarlo.

Esta decisión de la OMS sobre el glifosato ha servido para reforzar las voces de las organizaciones ecologistas que llevan años pidiendo su prohibición. Una de las más conocidas es Greenpeace, que tiene en marcha una campaña de recogida de firmas solicitando al Gobierno español que prohíba su uso. Por cierto, que Francia ya ha anunciado que limitará su uso al ámbito profesional e impedirá que esté disponible para ser utilizado a nivel doméstico.

Tampoco faltan las voces de quimiófilos de prestigio que defienden este herbicida asegurando que un exceso de café puede resultar más perjudicial que el glifosato… Vale. Lo que pasa es yo decido si tomo más o menos cafeína; sin embargo, los pesticidas y otras muchas sustancias llegan a mi cuerpo sin tener conocimiento y sin saber en qué cantidad. Por no hablar de las posibles consecuencias del efecto cóctel de la mezcla de tóxicos que nos rodean ya que, normalmente, son estudiados uno a uno, no en conjunto.

Yo no sé si el glifosato es inofensivo o si realmente no lo es. Lo que sí es una evidencia es que en las últimas décadas no dejan de incrementarse los casos de cáncer, alzheimer, TDAH y otras patologías que antes eran casi residuales. Tanto es así, que la Sociedad Española de Oncología Médica asegura que una de cada dos personas que nazcan hoy en España padecerá algún cáncer a lo largo de su vida: ¡el 50% de la población!

Así que, ante la más mínima duda, considero que debe primar la protección de la salud de la población, aunque eso resulte perjudicial para los intereses de determinadas empresas, o incluso para el conjunto de la economía. La salud es lo primero.

[Puedes ampliar información sobre este tema en este interesante artículo de Carlos de Prada]

Comparte
Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Moisés Chacón

Periodista interesado en temas de salud

6 Respuestas a La salud es lo primero: no al glifosato

  1. yolanda dice:

    me paso el dia difundiendo tu blog aqui y alla, es reconfortante encontrar mas “locos” como nosotros. Mil gracias

  2. Anónimo dice:

    ufff !!!! ……y como siempre otros paises siempre por delante de nosotros……

  3. Nini dice:

    Si señor, asi se habla, entre todos tenemos que poder con estos cabrones que nos quieren envenenar!!

  4. Aránzazu dice:

    Totalmente de acuerdo contigo, Moisés, la salud es lo primero!

    Saludos.

Deja un comentario

Responsable » Moisés Chacón
Finalidad » Moderación de comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de SOLUCIONES CORPORATIVAS IP, S.L. dentro de la UE y de acuerdo a su política de privacidad
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar y suprimir tus datos enviando un correo a contacto@nomasaditivos.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.