Positive SSL

«

»

May 26 2014

Aceite de girasol: algunas marcas contienen silicona como la de las prótesis mamarias

Con esta entrada y la siguiente voy a retomar la tarea de revisión de productos ya comentados hace más de un año, pero aplicándoles el nuevo formato de la tabla de colores. Comienzo con el aceite de girasol del que ya me ocupé en febrero de 2013.

Tabla comparativa de aditivos
en el aceite de girasol

Observando la tabla, queda claro que la mayoría de las marcas prescinden de los aditivos, algo lógico ya que el aceite de girasol no necesita añadido alguno. Lo curioso es que son, precisamente, las marcas más conocidas (y más caras) las que echan mano de los aditivos, mientras que las marcas blancas ofrecen el producto de manera natural, es decir, tal cual queda tras su extracción y refinado. Bueno, hay una excepción: el de Carrefour BIO que es aceite de girasol virgen sin refinar (primera prensada en frío) por lo que tiene un sabor y aroma más intenso que puede no ser del agrado de todos los consumidores; además, tampoco es barato puesto que proviene de girasoles de agricultura ecológica.

Algunos de los productos de a tabla especifican que contiene aceite de girasol alto oleico, que se obtiene de una variedad de girasoles determinada y que se caracteriza por su composición, muy parecida a la del aceite de oliva. Así, mientras que el normal es rico en ácidos grasos poliinsaturados (aprox. un 60% de su composición), la variedad alto oleico cuenta con abundancia de ácidos grasos monoinsaturados (aprox. un 80%). En cualquier caso, ambos tipos de grasas son muy saludables, lo que convierte al aceite de girasol en un producto muy recomendable (junto con el de oliva) que destaca por su poder antioxidante y sus propiedades cardioprotectoras.

Con respecto a los aditivos nada recomendables que aparecen en la tabla, se observa que ‘Koipesol’, ‘La Masía Cuida-T’ y ‘Coosol especial para freír’ utilizan el E-900, Dimetilpolisiloxano, aceite de silicona (el mismo que se utiliza en prótesis mamarias o de glúteos) que se usa aquí como agente antiespumante. No se descarta que pueda contener residuos de formaldehído, una sustancia probablemente cancerígena (fuente: OCU). Evidentemente, los estudios aseguran que en la dosis que se toma habitualmente por la población no existe riesgo alguno… pero habiendo multitud de marcas sin esta sustancia sintética, ¿para qué vamos a tomarla?

Imagen de кiт-кaтн Halкeтт

De otro lado, la marca ‘Coosol especial para freír’, también incorpora el E-310, galato de propilo, un antioxidante que puede provocar reacciones alérgicas (especialmente en los asmáticos y personas con intolerancia al ácido acetilsalicílico). Además, no está recomendado para niños ni bebés debido al riesgo de methemoglobinemia. Por último, puede presentar residuos de sustancias organocloradas (fuente: OCU).

La conclusión está clara: el aceite de girasol no necesita ningún aditivo y, además, disponemos de una amplia oferta de marcas que contienen solo y exclusivamente aceite de girasol. Especialmente sangrante es el de La Masía que denominan “cuídate”, como si fuera estupendo para nuestra salud ingerir silicona…

Una muy buena opción puede ser el de Carrefour con un 65% de alto oleico, que es el más indicado para freír ya que tarda más en degradarse que el de girasol común e incluso que el de oliva. Para un consumo en crudo, cualquiera de los otros es bueno, pero sugiero comprar alguno de marca blanca que es igual, pero más barato.

loading...

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Nieves

    Muy interesante…curioso que los que incluyen aditivos son los que nos intentar vender con anuncios en tv y con promesas de que estaremos mas sanos, coincidencia?

    Es importante comentar que la proporción ideal entre omega-6 y omega-3 deberia ser 1:1 pero en realidad en nuestras dietas es casi de 20:1. El aceite de girasol es una fuente importante de omega 6 y por tanto su consumo deberia ser bajo o nulo.

    Para mas detalle:
    http://www.directoalpaladar.com/salud/grasas-reloaded-y-iv-pufas
    http://www.estilopaleo.com/2012/09/tipos-de-aceite-cuales-son-saludables.html

    1. Moisés Chacón

      Hola Nieves, gracias por tu comentario.
      La cuestión sobre la proporción adecuada entre ácidos omega 3 y omega 6 se escapa a mis conocimientos, por lo que te agradezco que lo hayas mencionado y que aportes referencias para obtener más información.
      Ese equilibrio puede ser un dato muy relevante a la hora de decidir qué aceite consumir.

      Un saludo.

  2. Anonymous

    Gracias por la información, es de agradecer que la compartas para que conozcamos mejor con que nos alimentamos (Sigo las publicaciones por suscripción).
    Quería pedirte por favor ( si es que no lo has hecho ya), que elaboraras una tabla con los aditivos más comunes, donde podamos ver cuales son “sanos”( inocuos), cuales deberíamos de consumir con moderación y cuales son peligrosos.
    Pienso que si tengo una lista así ” a mano” podría en parte “descifrar” las etiquetas, porque me siento realmente una “analfabeta” con la mayoría de los productos cuando leo esos textos diminutos e interminables.
    Ely

    1. Moisés Chacón

      Hola Ely.
      Buena idea. En cuanto tenga un hueco prepararé el listado que me comentas, pero solo con los aditivos sobre los que he hablado en el blog (que son muchos). El resto los iré incorporando a esa tabla a medida que me los vaya encontrando en los productos cuyos ingredientes analizo.

      La razón es muy sencilla: solo puedo opinar acerca de los aditivos sobre los que me he documentado (a medida que los saco en el blog). Del resto aún no he buscado datos.

      En definitiva: acepto encantado tu sugerencia.

      Un saludo.

  3. Nieves

    Me uno a Ely y te hago algunas peticiones de analisis de productos que se me han ido ocurriendo:
    – Chorizo de consumo directo y para guisar
    – Jamon serrano
    – Lomo curado
    – Helados
    – Sal
    – Especias

    Un saludo

    1. Moisés Chacón

      Hola Nieves.
      Toma nota de los productos que sugieres.
      Una de las peticiones la voy a satisfacer sobre la marcha 😉
      https://www.nomasaditivos.com/2014/05/la-poca-sal-que-tomemos-mejor-sin.html

      Saludos.

  4. Maria Eugenia

    que interesante y aterrador a la vez…ya no queda nada natural??? gracias por la información, te sigo, un beso

    1. Moisés Chacón

      Hola Maria Eugenia.
      Efectivamente, cada vez quedan menos cosas realmente naturales.
      Gracias por seguir el blog.
      Un beso para ti también.

  5. Biólogo

    Silicona en el aceite… sin palabras. Por lo que he leido el E900 efectivamente contiene restos de formaldehído y además al utilizarse para freir favorece la formación de acrilamidas, un probable carcinógeno en humanos según la IARC que además es tóxico para el sistema nervioso central.

    Además parece que en realidad no es necesario declarar este aditivo en las etiquetas (desconozco si siempre o según el alimento), así que a saber qué mierdas nos estaremos metiendo en el cuerpo…

    Por otra parte el galato de propilo me parece un recurso muy rastrero, lo único que hace es alargar la vida útil del aceite a cambio de ser muy dañino. Como bien has dicho produce cianosis y es muy peligroso para bebés y niños, y además parece que daña el bazo perjudicando al sistema inmune, y que actúa como disruptor endocrino. Todo un regalo que lo incluyan en el aceite, vaya.

    Un saludo y gracias por esta útil entrada. Como he pensado que quizá podría interesarte (o a cualquier otro lector de tu blog), cierta información sobre los dos aditivos que hemos visto aquí la he sacado de un libro llamado “Guía completa de aditivos alimentarios”, de Manuel Núñez y Claudina Navarro, y es eso, un libro de bolsillo con información recogida sobre todos los aditivos aprobados en Europa, no es que venga mucha información de cada uno y a veces se queda bastante corto, pero para comprobar la legislación y echar un vistazo rápido es útil. Lo mejor es que es de 2013, está bien actualizado.

    1. Moisés Chacón

      Gracias a ti por obsequiarnos con estos comentarios tan interesantes e instructivos.
      La guía que comentas no la conocía, pero tiene buena pinta. Gracias por la recomendación.
      ¡Saludos!

  6. Marga Reig

    Una pequeña corrección con la que todos ganaremos en salud. El aceite más adecuado para freir es siempre el aceite de oliva virgen extra, sí, el virgen extra. No hay que añadirle nada. Al girasol alto oleico le añaden ácido oleico para que sus propiedades organolépticas se acerquen a las del AOVE. Y, por supuesto, el que más aguanta en una freidora es el Virgen Extra. Soporta mejor las altas temperaturas, se puede usar más veces y crece. ¡Echad cuentas!

    1. Moisés Chacón

      Hola Marga. Gracias por tu comentario.
      Según la documentación que he consultado el aceite de girasol alto oléico proviene de unas variedades específicas de semillas de girasol, es decir, que no es que le añadan ácido oléico como indicas.
      De otro lado, según el estudio comparativo de la OCU cuyo enlace incluyo en el texto, el aceite que más tarda en degradarse es el girasol alto oléico. También, según el tipo de alimentos que freímos con más frecuencia, es más adecuado un tipo u otro de aceite.
      Repito: todo esto según las fuentes que he consultado.
      En cualquier caso, siempre es buena la aportación de diferentes puntos de vista.
      ¡Saludos!

  7. francisco Martínez

    Sencillamente agradezco la buena voluntad de todos los participantes; gracias y ¡enhorabuena!

    1. Moisés Chacón

      Gracias a ti también por participar, Francisco.
      ¡Salud!

Deja un comentario