Pocas lonchas de jamón se libran de los aditivos

Aditivos en el Jamón en lonchas

Tabla de aditivos en el Jamón en lonchas

Siguiendo la sugerencia de Nieves y Joselu, dos amigos de este blog, esta semana me ocupo del jamón serrano envasado que se vende en lonchas. Para ofrecer una visión más completa, he metido en el mismo saco el jamón normal con el ibérico, y también he mezclado el jamón y la paleta. Por este motivo me ha salido una gran tabla con nada menos que 48 productos.

A simple vista se puede comprobar que la inmensa mayoría de marcas contiene aditivos, concretamente el nitrito sódico, E-250, y el nitrato potásico, E-252. Su función principal es la de conservante, aunque también ayuda a darle un color rojizo más vivo a esta carne que, en definitiva, está muerta. Existe consenso científico en cuanto a que el consumo de estas sustancias no está exento de riesgos, lo que ocurre es que, puestos en una balanza, sus beneficios como bactericida son más importantes que sus posibles perjuicios. Entre esos efectos secundarios se encuentran los siguientes:

– Efecto vasodilatador, hipertensor

– Favorece las reacciones histamínicas, siendo la histamina un mediador químico de la alergia

– Pueden resultar muy tóxicos para los niños pequeños ya que bloquean el transporte de oxígeno y pueden provocar cianosis

– Están implicados en la formación de nitrosaminas, potencialmente cancerígenas y dañan el hígado y la dotación genética. Se desaconseja que los productos cárnicos en salazón se tomen asados o a la parrilla

– Destruye las vitaminas A, B1 y B2

No hay que olvidar que son muchos los medios por los que los nitritos y nitratos llegan a nuestro cuerpo, especialmente a través de las verduras. Por tanto, la ingesta de embutidos y otros productos cárnicos con estos conservantes supone añadir más nitritos a nuestro organismo. Otra opción es elegir aquellos productos que no usan conservantes, aunque teóricamente esto hace que dicho alimento se encuentre potencialmente más expuesto a la acción de bacterias que también resultan perjudiciales para nuestro organismo. Ante esta disyuntiva, la opción más razonable parece ser consumir estos productos cárnicos con moderación (no sólo por esto, sino también por su elevado contenido en sal).

Jamón en lonchas

Jamón en lonchas. Autor de la imagen: Sami Keinänen

En la tabla también se puede observar que he dado preferencia a los productos que, además de nitritos y nitratos, añaden también ascorbato sódico, E-301, y eritorbato sódico, E-316, ya que estas sustancias dificultan la formación de nitrosaminas, con lo cual puestos a tomar alimentos con el E-250 y el E-252, es preferible que también contengan ascorbatos o eritorbatos.

Bueno, ya solo queda hablar de las únicas tres marcas que he encontrado sin aditivos en su etiquetado: Antonio Álvarez, Montaraz y Félix Múrtiga. Aunque tengo algunas dudas sobre este último ya que en su web no menciona absolutamente nada sobre este hecho, mientras que los otros dos presumen de prescindir de conservantes en su elaboración.

Un último apunte: me ha llamado la atención que el jamón serrano “reducido en sal” de Realvalle contiene más proporción de sal que la mayoría de los otros. Vamos, que es una tomadura de pelo en toda regla.

Conclusión: no abuses del consumo de jamón y, si decides tomarlo con nitritos/nitratos, procura que también lleve el E-301 o el E-316. Por otra parte, si tu bolsillo de lo permite, es mejor el ibérico por sus efectos positivos en la salud cardiovascular.

Fuentes:
– “¿Veneno en su plato?”. Editado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).
– “Guía completa de aditivos alimentarios“.
– “Tabla de aditivos. Los números E

Comparte
Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

About Moisés Chacón

Periodista interesado en temas de salud

39 Responses to Pocas lonchas de jamón se libran de los aditivos

  1. Sara says:

    Hola Moises!
    Soy seguidora de tu blog desde hace muchos años.
    queria proponerte una cosa que a muchas personas seguro también ayudará.
    Tengo migrañas desde hace muchos años, pero unos meses atras han empeorado considerablemente, hasta no poder llevar una vida normal.

    El neurologo me dijo que evitara ciertos alimentos, entre los que se incluyen los que contienen nitritos(de ahi que te escriba en esta entrada).Los enlatados, el chocolate, el alcohol…
    Sabiendo que los nitritos son malos, he seguido comiendo jamon york y jamon serrano casi a diario, sin creer hasta hace poco que podria ser la causa de mis migrañas,(ya que la histamina se acumula en el organismo).

    Me gustaria que hablaras un poco de esto, ya que las migrañas afectan aproximadamente a un 13% de la población, y es un tema en el que los medicos se decican solo a dar potentes medicamentos en vez de estudiar otras causas, como la relacion con la histamina o la enzima DAO(DIaminoOxidasa),

    Lo que he leido al respecto,es que los alimentos que ocasionan migrañas(entre los cuales se encuentran los nitritos) son los cuales hacen que no se metabolicee la histamina correctamente.

    Creo que hablar de esto ayudaria a muchas personas
    Gracias por todo este trabajo

    • Hola, Sara.
      Sin duda es muy interesante el tema que propones. Intentaré documentarme para escribir algo sobre las migrañas y los aditivos.
      Saludos (y espero que haya mejoría).

  2. Loren says:

    Buenas, el artículo que enlazáis es una patraña, el jamón no es bueno para la salud del corazón. http://juliobasulto.com/jamon-corazon-no/

    • Hola, Loren.
      Agradezco tu aportación. No obstante, que el consumo de carne procesada (como el jamón y otros embutidos) pueda estar relacionado con el cáncer no quita que, en paralelo, su consumo pueda resultar beneficioso para la salud cardiovascular. Una cosa no quita a la otra.
      Saludos.

  3. Osavento GMP says:

    Hola soy maestro cortador de jamón y alguna cosa he adquirido en mis años de experiencia.
    Según creo saber esos aditivos se añaden en la curación, junto con la sal, que lleva al jamón a su deshidratación.
    Respecto a las sales me pareció muy interesante un comentario que hablaba de curar jamón sin antiapelmazantes ¡es genial!
    La marca Joselito no lleva conservantes, ahora bien no tengo idea de los antiapelmazantes en la sal, eso tendríamos que preguntárselo.Tambien son sin gluten y sin lactosa.

    Un cordial saludo.

  4. Anónimo says:

    Hay un jamón sin aditivos ni productos químicos, es el más natural que he encontrado.

    http://jamonesbermejo.es/es/jamones/19-jamon-natural-sin-aditivos.html

    Lo compras, y en 24 horas está en tu casa. Increíble.

  5. Esther says:

    La paleta y el jamón de cebo ibéricos de Eroski solo llevan carne de cerdo y sal.

  6. hay una fabriquita familiar en avila, que producen embutidos y jamones sin conservantes, y ahora han hecho tienda online:
    http://www.chorizossinconservantes.es

  7. hola, me llamo jose luis benito,tenemos una fabrica pequeña (J.L. BENITO)
    EN AVILA (la colilla)
    llevamos en el negocio de los embutidos y jamones, mas de 80 años, y estamos especializados en la elaboracion de forma artesanal de embutidos y jamones sin ningun conservante, y por supuesto sin gluten ni lactosa, ni azucares, que tambien son muy comunes…
    hacemos chorizo, salchichon, lomo, cabecera de lomo, jamon, tanto de cerdo blanco como ibérico, todo sin esos dichosos productos quimicos que son veneno puro!
    podeis ver una presentacion en nuestra web:
    http://www.chorizossinconservantes.com
    tambien deciros, que todos lo adobos frescos (picadillo, costilla, lomo,…) que hacemos, estan libres de esos quimicos, solo llevan sal comun, pimenton de la vera ajo y oregano
    y vendemos directamente al publico en la fabrica (ctra N110 km:259.8 la colilla (avila)

    • Hola José Luis.
      Enhorabuena por fabricar productos de manera artesanal y sin aditivos. Soy consciente de que eso os obliga a un mayor esfuerzo en materia de higiene durante todo el proceso de elaboración. Espero que ese esfuerzo sea reconocido y recompensado por los consumidores.
      ¡Salud!

  8. Esther says:

    Buenos días, soy Esther
    Elaboro embutido ibérico sin conservantes. Cada vez mas gente valora la comida natural.
    Cuando te metes en este mundo de la alimentación, compruebas la cantidad de productos químicos que metemos a nuestro cuerpo. Luego nos preguntamos el porqué de tantas enfermedades extrañas. Nuestros cuerpo no puede soportar este nivel de toxinas.
    Al día de hoy comercializo chorizo y lomo ibérico sin ningún tipo de conservantes. Tengo en curación jamones conservados de la misma forma. Natural y sin conservantes, gluten ni lactosa.
    Mis productos los podéis ver en la página web:ibericosdevegaseca.com
    Es muy importante apostar por la comida natural. Basta de intoxicar nuestro cuerpo.
    Saludos

    • Hola Esther.
      Muchas gracias por tu comentario. He estado mirando vuestra web y tiene muy buena pinta. Ojalá hubiera muchas más empresas como la vuestra que apuesta por elaborar productos sin aditivos innecesarios.
      Desde aquí os deseo mucha suerte con vuestro negocio.
      Saludos.

  9. Alfredo says:

    Hola he visto este comentario sobre el jamón ,somos un pequeño fabricante artesano y no queremos usar ninguno aditivo.En un mes sacamos a la venta jamon natural sin aditivos,pero añado que tampoco usamos sal con antiapelmazantes .En la sal se añade antiapelmazantes como el ferrocianuro de potasio E-536 que particularmente solo con el nombre me da un poco de reparo.Por eso usamos sal oceánica sin aditivos y usamos la mitad de sal. Tecnológicamente es muy difícil hacer un jamón sin aditivos por el problema que supone romper la cadena de frio en un producto natural pero con la tecnología de fabricación que existe hoy en día es posible sacar un buen producto sin aditivos y con una seguridad alimentaria total.

    • Hola Alfredo, enhorabuena por vuestra iniciativa de elaborar jamón sin aditivos.
      ¿Qué marca es?
      ¿En dónde se podrá adquirir?
      Celebro que también comercialicéis la sal sin antiapelmazantes. Sobre este tema hay una entrada en este mismo blog.
      Estoy completamente de acuerdo contigo en que hoy día no es necesaria la adición de tantas sustancias para lograr una buena seguridad alimentaria.
      Saludos.

      • Alfredo says:

        gracias por tu comentario,la empresa es Jamones Bermejo sl de Cuenca http://www.jamonesbermejo.es , no lo había puesto para no hacerme publicidad. El jamón natural sin aditivos esta analizado por aenor y pronto sacaremos otro jamón hiposodico en el que se han sustituido las sales sodicas por otras menos perjudiciales. En España no es habitual encontrar estos productos porque no se valoran y por regla general se fabrican para países Europeos que valoran mucho mas la salud.

        • Gracias por la información, Alfredo.
          Acabo de ver vuestra web y me parece una magnífica iniciativa.
          Os deseo mucha suerte en vuestra apuesta por los productos sin aditivos.
          Saludos.

  10. Ana says:

    Hola Moisés,

    Me llamo Ana. Antes de nada quiero felicitarte: he conocido tu blog ayer y me parece una auténtica maravilla. En mi familia ha habido varios casos de cáncer y estoy replanteándome mi alimentación (sin obsesionarme, pero para cuidarme más). Estoy tomando notas y aprendiendo mucho gracias a ti.

    Este blog, aunque sé que estrictamente no habla de lo mismo, misrecetasanticancer.com, es interesante en cuanto a alimentación y recetas sanas se refiere. En el también se habla de transgénicos, métodos de cocina a evitar, del aspartamo, del jamón de york y las salchichas… Además, me gustaría añadir que el tono del blog es positivo, por si a alguien le hecha un poco para atrás el nombre. Espero que puedas encontrarlo tú también o alguno de tus lectores interesante a la hora de mimar, o más bien no agredir tanto a nuestro cuerpo. Al fin y al cabo somos lo que comemos.

    En cuanto al jamón serrano (que me encanta) si lo compramos directamente al corte en la charcutería, ¿es posible que evitemos tantos aditivos? ¿es más recomendable?

    Por favor, no dejes de enseñarnos a entender nuestros productos.
    Un saludo desde Madrid!

    • Hola Ana. Bienvenida al blog.
      La verdad es que tu postura me parece muy sensata y es lo que yo recomiendo en general: procurar evitar aquellos alimentos, utensilios y productos de higiene que son sospechosos, pero sin obsesionarse. La página que comentas (http://www.misrecetasanticancer.com/) tiene muy buena pinta y fija su atención en algo fundamental: la dieta puede reducir considerablemente el riesgo de padecer cáncer. Aunque cada vez existe más conciencia de esto, creo que aún no se le da la suficiente importancia. En este línea te recomiendo también el libro Anticáncer.
      Y sobre el tema del jamón, efectivamente, una buena opción es comprarlo al corte, pero no el que está previamente envasado, sino el que te cortan en la propia charcutería.
      Gracias por tus amables palabras.
      ¡Saludos!

  11. Toño says:

    El jamón curado (que no serrano) se conserva gracias a su contenido en sal y su desecación por el curado. Los conservadores se añaden no para que dure más, sino porque son parte esencial del curado-maduración (no modernamente, sino desde siempre: preguntad a vuestros abuelos por la “sal nitro” que usaban en las matanzas) ya que aportan color y aroma característicos del curado; y, lo más importante, porque ayudan a controlar el C. botulinum. También se puede controlar mediante frío, pero cuantas más barreras pongas, mejor. También influye mucho la higiene de las industrias actuales, nada que ver con las de hace años.

    Toda la vida se ha hecho el jamón curado con nitrificantes, sólo que ahora se les controla más y se les identifica con un número E. Y como hay consumidores que demandáis el “sin conservantes”, pues las empresas se apuntan al carro para vender. Yo prefiero el producto de toda la vida.

    Ah, y yo sí soy un consumidor informado y no una oveja del redil. Y os aseguro que no pretendo morir joven ni envenenar a mi familia.

    Saludos,
    Toño

    • Hola Toño.

      Se trata de la ley de la oferta y la demanda. Si hay un sector de los consumidores que busca alimentos sin conservantes, sin fosfatos, sin colorantes, sin potenciadores del sabor, etc., está bien que algunas empresas satisfagan nuestra demanda (siempre que la legislación lo permita). No me parece que sea algo criticable. A mí no me gustan las palomitas con colorantes y cargadas de potenciadores del sabor, pero respeto que haya personas que las consuman y me parece lógico que las empresas las comercialicen. Para mí todas las opciones son igual de respetables.

      Con respecto a las sales nitrificantes, es cierto su uso tradicional. Pero también es una realidad que hoy día el tipo de alimentación es diferente al de la época de nuestros abuelos: más alimentos procesados, periodos de caducidad más prolongados… Lo que hace que nuestra ingesta de conservantes sea superior a la de entonces, por lo que a mí me parece razonable intentar consumir aquellos alimentos que reduzcan su uso. De otro lado, las medidas de higiene y controles a los que son sometidas las empresas productoras hoy día son más estrictos que los de antes, por lo que no resulta tan necesaria la utilización de este tipo de conservantes en productos como el jamón (de hecho no es obligatorio su uso, tal y como queda en evidencia). Un apunte más: existen países como Dinamarca que desde hace tiempo aboga por la prohibición de los nitritos y nitratos como conservantes.

      Gracias por tu comentario.
      Saludos.

  12. efbteacher says:

    Gracias Moisés, ahora puedo comerme unas lonchas de jamon serrano sin conservantes y sin viajes extras, del mismo Mercadona!
    Lo que no deja de sorprenderme es que dichas lonchas sin conservante alguno tengan una fecha de caducidad bastante más larga que las de marcas con varios aditivos. Me lleva a pensar que no se trata tanto de que duren más, sino de razones cosméticas o para paliar una corta curación o algo más siniestro…
    Una vez más, gracias por tu labor.

    • Hola.
      Gracias a ti por seguir el blog.
      Efectivamente, lo que planteas es una paradoja. ¿Por qué sin conservantes tarda más en caducar?
      Interesante tu pregunta.
      Saludos.

  13. Jaume says:

    Hola Moisés,

    Llevo unos dos años siguiéndote y me encanta tu blog,

    El jamón al corte ¿contiene estos aditivos o sólo se ponen cuando se envasa al vacío?

    Si supiera de antemano sobre que vas a escribir, podría mandarte de vez en cuando algunas fotos de los productos que yo consumo.

    Muchísimas gracias por tu gran trabajo!

    Un saludo,

    Jaume

    • Hola Jaume. Gracias por tu confianza.

      Esta tabla corresponde al jamón envasado, pero por lo que he podido observar (sobre todo en páginas web de los fabricantes) los que son al corte contienen unos ingredientes similares. No les he dedicado una entrada porque no suelen estar accesibles a los clientes y tendría que ir preguntando tienda por tienda al charcutero… y como los ingredientes son parecidos no me merece la pena.

      En relación a tu propuesta, se me acaba de ocurrir crear una página en la barra de menú del blog titulado “próximas entradas” en la que vaya anunciando los próximos productos y también me sirva para recoger sugerencias.

      De momento, te adelanto que los dos próximos productos serán las tortillas mexicanas (que saldrá el próximo lunes en vez del domingo porque esta semana estoy muy liado) y las croquetas congeladas.

      Saludos.

  14. Evaymar says:

    Muchísimas gracias por esta nueva comparativa. Desde que te leo creo que como mucho más sano y sobre todo de una manera más consciente. Ya me he pasado al pavo “All Natural”, al chorizo de león de Carrefour, a la nata de Día o a la crema de cacao de Lidl entre otros muchos cambios.
    Llevaba tiempo pensando en pedirte que hicieras este “estudio” porque desde que miro las etiquetas con detenimiento no encontraba ningún jamón sin aditivos. Por cierto, yo también había comprado el jamón con contenido reducido en sal de Realvalle hasta que empecé a leer cuidadosamente las etiquetas y ví que era, como tú dices, una tomadura de pelo.
    Una pregunta, ¿dónde es posible comprar el jamón Antonio Álvarez o Montaraz? ¿Son fáciles de hallar en grandes superficies?
    Como te digo siempre, mil gracias por tu gran trabajo. Es una suerte haberte encontrado 😉

    • Hola de nuevo Evaymar.
      Me alegro de leerte de nuevo por aquí.

      Al final mi despensa y la tuya van a ser muy parecidas 😉

      El jamón de “Antonio Álvarez” lo he visto en Mercadona y el de “Montaraz” en Carrefour.
      Apunta también otra marca sin aditivos: “Alpujarra Alimentaria S.L.”. Ana, una amiga de este blog, me ha mandado una foto de su etiquetado y tampoco aparece aditivo alguno. Ella lo ha comprado en supermercados Ahorramás.

      Gracias a ti por tu interés en este blog. La suerte es mía por contar con gente tan apañada y positiva como tú. 🙂

      Saludos.

  15. Marí Ángeles Garrido Marín says:

    Felicidades por tu blog, Moíses, pues no lo conocía y a partir de ahora me uno, con mucho placer, al club de los ” bichos raros, extraterrestres o enfermos de ortorexia” pero mejor eso que ser una conformista y mal informada oveja del redil (sin ánimo de ofender).
    Estoy suscrita al blog de “Cristina Galiano” no sé si lo conoces, pero de no ser así, puede que te interese uno de sus últimos post y los comentarios a estos, en dónde la gente aporta algunas marcas libres de aditivos que quizás te sirvan para algo, pues como bien dice esta gran mujer hay que ser un consumidor exigente e informado para poder cambiar las cosas… y también dice que el primero que ponga un supermercado con una sección de “Supersanos: no + aditivos” seguro que se forra, si lo sabe hacer bien….(Mira los peruanos que bien se lo han montado con sus más de 3500 variedades nativas de papas!!! y como han sabido aunar ciencia, interés comercial y la sabiduría ancestral de los pueblas incas y preincas para así llegar a hacer que sea la biodiversidad un buenísimo negocio a diferencia de BASF, MONSANTO, etc que solo van por el puro interés comercial y les importa un pimiento la biodiversidad y variabilidad genética. Un olé por ellos que le han dado la vuelta a la tortilla!!!)

    Como aportación decirte que en cuanto a jamón, MONTARAZ (Jamones y Embutidos, S.A.), Jamones JUVILES (también alpujarreños), LA MERENDOLA de Embutidos LUIS GIL ( Alcampo), GARCÍA SOBRÓN MARTÍNEZ, EMBUTIDOS ENTREPEÑAS, Embutidos ALEJANDRO, Jamones y Embutidos CLAVIJO, todas ellas son empresas que merecen progaganda por su buen hacer y tengo entendido que sus jamones y algún otro embutido más estan libres de aditivos, no obstante, me imagino que como buen profesional que eres, contrastarás dicha información. Estas marcas tienen jamón y otros embutidos, pero destacaría los embutidos de las marcas CLAVIJO Y DOÑA JULIA.
    Quisiera preguntarte también si me permites poner el enlace de tu blog No + Aditivos en el blog de Cristina Galiano para que así te conozca mucha más gente , por otro lado me gustaría saber si la famosa marca de jamón york FERRANINI tiene algun aditivo peligroso o si el jamón york de la marca de LUIS GIL, MERENDOLA tiene algún aditivo peligroso. (Mi hijo mayor de 21 años, es un asiduo del jamón york y no hay forma humana de convencerle para que no lo tome todos o casi todos los dias, lo cual me preocupa tras ver tu post del jamón york)
    Muchas gracias otra vez porque con tu blog y el de personas altruistas como Cristina Galiano, nos haceís a todos la tarea mucho más fácil y así no nos sentimos ni tan enfermos ni tan bichos raros.Muchiiiiiiiiiiiimas Gracias!!!!!

    • Hola Mari Ángeles. Bienvenida al blog.

      La verdad es que no conocía el de Cristina Galiano, pero parece interesante. Lo de poner un enlace de No + Aditivos en algún comentario de allí, considero que no necesitas permiso alguno por mi parte. Cuando publico algo en internet, ese texto deja de estar bajo mi control y cualquier persona es libre de difundirlo, comentarlo, criticarlo, etc.
      En definitiva: ¡Haz lo que consideres conveniente! 🙂

      Tomo nota de los fabricantes de embutidos que comentas e intentaré echarle un vistazo. Estoy completamente de acuerdo contigo en que debemos dar más publicidad a quienes procuran evitar los aditivos.

      Por último, con respecto al jamón cocido. No me suenan esas marcas. ¿En qué establecimiento las compras? Miraré en su web, pero no siempre ofrecen información detallada de sus ingredientes. Si puedes mándame una foto del etiquetado a contacto@nomasaditivos.com

      Antes de despedirme aprovecho para repetir una advertencia que hago de vez en cuando para evitar confusiones: yo no soy profesional de la salud. Soy un periodista interesado en temas de salud y, simplemente, recopilo información, cotejo datos y saco conclusiones.

      Lo dicho: ¡Bienvenida y espero que sigas participando en el blog!

      Muchas gracias por tu comentario.
      Saludos.

    • Hola de nuevo Mari Ángeles.
      He estado mirando lo del jamón cocido que me comentabas. El de Ferrarini no me gusta porque contiene el potenciador del sabor glutamato monosódico que muchas veces se utiliza para disimular la mala calidad del producto. El de Luis Gil sí que tiene buena pinta. Son productos ecológicos y el único aditivo con posibles efectos secundarios es el conservante nitrito sódico. De la marca Merendola no he encontrado su lista de ingredientes 🙁
      ¡Saludos!

      • Marí Ángeles Garrido Marín says:

        Gracias por tu respuesta, decirte que Embutidos Luis Gil S.L tiene varias marcas: Luis Gil, La Merendola y Eco-Pork, en el Alcampo en su sección eco solo he visto La Merendola pero parece que también la vende el Eroski.
        Su jamón york viene en taco y en loncheado, para mi sorpresa en el etiquetado que tengo en casa solo pone: Jamón eco 85%, sal marina, agua, azúcar, estabilizante y antioxidante, pero no especifíca ni su contenido en sal ni de que estabilizante o conservador se trata, por dicho motivo cuando vi tu respuesta, me sorprendió que supieses de que añadidos se trataban y fue entonces cuando me dirigí a la página web de estos embutidos en dónde pude comprobar para mi sorpresa que había más información en su web que en el propio etiquetado: azúcar de caña, nitrito sodico (E-250) y para compesarlo un ascorbato sódico (E-301) ya que como tú muy bien nos enseñas en este post, los ascorbatos dificultan la formación de aminosaminas.
        Esto me resuelve el problema de las ensaladas en dónde antes echaba taquitos de pechuga o jamón de pavo y creo que este producto en su versión taco, cortado en trocitos sería mas sano.
        ¿Qué opinas?
        Decirte que hay varios productos que echo en las ensaladas como las aceitunas y el maiz de lata así como el surimi que cuando puedas te propongo un estudio de mercado sobretodo ahora que se acerca el calor, también me preocupan las margarinas.
        Se me olvidaba decirte que en la página de Embutidos Luis Gil S.L, ví también un jamón ecologico loncheado Luis Gil que según ellos solo lleva jamón, sal y que fué el segundo jamón ecológico mejor valorado según la Unión Española de Catadores de toda España en 2009, aunque en el Alcampo, yo solo he visto el de la marca suya de La Merendola y me pareció mucho precio para tan pocas lonchas.
        Muchísimas gracias de nuevo por todo lo que nos enseñas.

        • Hola Mari Ángeles.
          Lo de la ensalada, pues depende de la marca de embutido de pavo que utilices. Yo lo que hago es ir alternando una marca con conservantes pero sin carragenanos, y otra sin conservantes aunque con carragenanos, para evitar el consumo continuado de ambos aditivos.

          El estudio del surimi ya lo tengo hecho: https://www.nomasaditivos.com/2014/06/palitos-de-surimi-tan-desaconsejables-html/
          Y sobre las margarinas publiqué algo hace tiempo, pero dentro de poco quiero realizar una revisión de este producto.

          Por cierto, yo no enseño nada, únicamente comparto lo que voy aprendiendo 🙂
          Gracias a ti.

          Saludos.

  16. Sonia del Pozo says:

    Felicidades por el artículo. Me gustaría saber cuantos casos se han dado de contaminación de embutidos que no han sido tratados con conservantes? y qué consecuencias derivan para la salud? Ambos, con aditivos y sin ellos, son admitidos por las autoridades sanitarias..entonces?
    Gracias por su web, es un trabajo muy importante e interesante el que usted realiza. Le animo a continuar.
    También a mi me gustaría leer algún artículo sobre los quesos curados.
    Saludos afectuosos,

    • Hola Sonia.
      Gracias por su comentario.
      La verdad es que no he encontrado ninguna información reciente sobre casos de contaminación a causa de embutidos sin conservantes. Las peores enfermedades que se evitan con este tipo de conservantes son el botulismo y la listeriosis (especialmente la primera).
      Según datos de la Asociación de Médicos de Sanidad Exterior, en el año 2010 (último dato que he encontrado) se registraron 8 casos de botulismo en España, pero no necesariamente por consumo de embutidos sin conservantes ya que este enfermedad es muy típica de conservas caseras en mal estado (la bacteria que provoca botulismo se desarrolla en ambientes sin oxígeno como los envases al vacío).
      Con respecto a la listeriosis, en 2007 se contabilizaron unos 80 casos en toda España. Repito nuevamente que no necesariamente por el consumo de embutidos sin conservantes.

      La pregunta que formula en su comentario pone el dedo en la yaga: si las autoridades permiten la comercialización de jamón sin conservantes es porque su consumo también debe ser seguro para la salud… ¿no? ¿O es que permiten que tomemos alimentos que no son seguros?
      Otra hipótesis es que estas empresas engañan en su etiquetado y en su publicidad y realmente sí utilizan conservantes. En ese caso ¿es que no existe vigilancia alguna por parte de las autoridades competentes?

      En definitiva, no me atrevo a realizar una recomendación sobre si evitar o no los conservantes en este tipo de productos cárnicos. Sólo le puedo decir que mi decisión personal es la de elegir aquellas marcas de jamón que (aparentemente) no los usan, pero considero que debe ser cada persona la que decida por su cuenta si toma o no conservantes.

      Muchas gracias por sus palabras de aliento.
      Saludos.

      • Toño says:

        Las autoridades sanitarias lo que te dicen es que tu jamón no puede tener Listeria ni botulinum (ni otros patógenos, claro), y tú verás cómo te las arreglas, desde luego no te prohiben prescindir de conservadores. Sobre los posible engaños, te confirmo que sí hay vigilancia, tanto revisiones del etiquetado como análisis del producto: si te encuentras nitrificantes y no están declarados en la etiqueta, sanción.

        Me ha gustado que valores el binomio riesgo-beneficio que, al fin y al cabo, es en lo que se basa todo en nuestra vida, pero no acabo de entender tu conclusión de elegir sin conservadores. La dosis máxima de nitrificantes en un jamón es 250 ppm, pero cualquier hortaliza de hoja verde, desde la lechuga hasta las espinacas o acelgas, tienen 2000 o más, ¿qué hacemos entonces?. Tu comentario de consumir con moderación es acertado, y creo que por ahí deben ir los tiros (incluyendo las verduras de hoja verde, por muy ecológicas que sean!).

        Trabajo en esto y sé que no os voy a convencer, pero bueno 😉

        Por cierto, no se puede etiquetar un jamón como “reducido en sal”. Para ser así, tendría que tener menos de 0,3% y, en un jamón, es imposible por definición. No es que sea tomadura de pelo, es que es un fraude en toda regla.

        Saludos

        • Hola Toño.
          En primer lugar quiero darte las gracias por el tono tan amable y positivo que utilizas en tu comentario, a pesar de que (en parte) no estamos de acuerdo en el asunto de fondo.

          El motivo de mi decisión personal de evitar este tipo de conservantes queda más o menos explicada cuando menciono que a través de las verduras ya estamos tomando. Tal y como tú bien detallas, las lechugas y espinacas (entre otras) ya vienen bien cargadas, y como se trata de un alimento esencial en nuestra dieta, no puedo evitarlo. Así que, como en el jamón sí que puedo evitarlo porque existen marcas sin estos conservantes, elijo reducir la ingesta de nitritos/nitratos por esa vía (aunque proporcionalmente la cantidad sea mucho menor que en las verduras).

          Me alegra mucho que existan controles y sanciones en caso de incumplimiento de la normativa… aunque parece que no se controla en la misma medida el fraude que supone vender un jamón “reducido en sal”.

          Muchas gracias por tu comentario. Aporta valiosa información desde otro punto de vista.

          Saludos.

  17. Aránzazu says:

    Muy interesante esta entrada, compraré los primeros de la tabla que no tienen nada.
    Me gustaría saber si tienes pensado publicar en algún momento una comparativa de los quesos curados, ya que he visto por la web que lo has hecho con el queso de untar, queso de loncha y queso rallado.
    Muchas gracias por tus publicaciones, son de mucha ayuda.
    Un saludo.

    • Hola Aránzazu.
      Me alegra saber que estas entradas te resultan de utilidad.
      Tomo nota de tu propuesta sobre el queso curado. En principio creo que no debe ser un producto problemático en general. Si acaso puede que haya que tener cuidado con los ingredientes de la corteza, porque no todas son comestibles. De todas formas lo miraré y le dedicaré una entrada.
      Gracias por tu comentario y por participar con tus sugerencias.
      Saludos.

Deja un comentario

Responsable » Moisés Chacón
Finalidad » Moderación de comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de SOLUCIONES CORPORATIVAS IP, S.L. dentro de la UE y de acuerdo a su política de privacidad
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar y suprimir tus datos enviando un correo a contacto@nomasaditivos.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.