¿Sabes que el arroz que tomas tiene arsénico?

Arroz

Imagen de Alexandre Hamada Possi (CC)

El arroz es, probablemente, el cereal más extendido del mundo. Están documentadas más de 2000 variedades en todo el planeta. Su consumo en China se remonta a más de 5000 años atrás. En España se consume de media casi seis kilos de arroz por persona y año.

Pues bien, aunque nadie discute los beneficios del arroz, en los últimos años sí que se está produciendo un llamamiento a la moderación en su consumo debido a los elevados niveles de arsénico que contiene. Especialmente alerta deben estar determinados grupos de población como la infancia, por su menor peso corporal, y personas con intolerancia al gluten, debido a la mayor cantidad de productos con arroz que suelen consumir. De hecho, una investigación llevada a cabo en 2014 detectó cantidades importantes de arsénico en alimentos para celíacos basados en arroz.

El arsénico es un elemento químico natural que en concentraciones elevadas puede llegar a ser tóxico para el ser humano, especialmente el inorgánico. La exposición prolongada al arsénico puede producir alteraciones en la piel e, incluso, diversos tipos de cáncer, entre otras dolencias. Aunque este elemento surge de manera natural en las rocas y el suelo, también existen otras fuentes artificiales de arsénico a partir del procesamiento de aguas minerales, el cada vez mayor uso de pesticidas, y también por algunos aditivos utilizados en alimentación animal. La entrada de esta sustancia en la cadena alimentaria humana se produce, sobre todo, a través del agua de riego contaminada. A esto se suma que el arroz tiene mayor facilidad que otros cultivos para absorber el arsénico.

Medidas adoptadas

Este problema está bajo la lupa de autoridades sanitarias desde hace años. De momento, la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica ha desaconsejado oficialmente que los bebés y niños pequeños consuman bebidas a base de arroz. También la agencia de seguridad alimentaria de Suecia ha recomendado que los menores de seis años no coman arroz de manera frecuente. Estos llamamientos se suman al realizado anteriormente por una de las principales asociaciones de consumidores de Estados Unidos que desde 2013 viene advirtiendo a la población de que se debe moderar el consumo de arroz:

Afortunadamente, nuestro país no forma parte de las zonas de mayor concentración de arsénico en las aguas subterráneas, por lo que la primera medida de precaución a tener en cuenta es consumir únicamente arroz cultivado en España. No obstante, tampoco estaría de más (por prudencia) no pasarnos con el consumo de arroz y, de manera especial, vigilar cuánto de este cereal toman los niños pequeños y bebés. En cualquier caso, la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) recientemente ha reducido los niveles máximos de arsénico que puede contener el arroz que se comercializa, lo que supone un paso positivo en beneficio de la salud de la población.

Por último, recuerda que puedes reducir algo la concentración de arsénico lavando los granos antes de cocinarlos. Otra recomendación es cocerlo con abundante agua, en vez de con el agua justa y, por supuesto, desechar el líquido sobrante. La tercera recomendación es evitar la variedad integral ya que en la cáscara se acumula mayor cantidad de arsénico.

About Moisés Chacón

Periodista interesado en temas de salud
Tagged , . Bookmark the permalink.

27 Responses to ¿Sabes que el arroz que tomas tiene arsénico?

  1. Joaquín says:

    Recuerdo haber visto ese documental del que habláis, al igual que otros sobre salmón, que al parecer por mucho omega tres que tenga, contiene aún más contaminantes nocivos para la salud dado que la mayor parte del salmón procede de piscifactorías, cuya alimentación y sobrecarga de antibióticos deja mucho que desear. Pero volviendo al arroz, sí que pienso que deberías citar las marcas recomendadas, para así obligar a las que no lo estén a tomar medidas aunque sea por no estar en el grupo de las “buenas”. Por supuesto, me refiero a las marcas españolas, no a las que se importan de Asia, que deberían evitarse de antemano. Y eso debería servir también para que algunas incluyesen su origen de cultivo, como SOS, que uno deber suponer procede de algún lugar de España, pero no lo indica. Un saludo

    • Hola Joaquín.
      Lo ideal sería que las propias marcas indicaran la procedencia del arroz, pero lamentablemente no lo suelen hacer. Intentaré dirigirme a las empresas españolas que venden arroz para ver si me indican el origen de cultivo (otra cosa es que luego sea verdad, claro…)
      Saludos.

  2. Pingback: Arsénico en el arroz | Alimentación y cultura 2016-17 grupo B1

  3. María Ángeles says:

    Pienso que lo de remojar o no remojar depende de lo que quieras conseguiir de aporte nutricional final para tu cuerpo, como siempre son muchos los factores en juego …..por supuesto si hay remojo el control de tiempos a base de error y ensayo es fundamental para obtener un plato rico en nutrientes, bueno al paladar y vistoso …pero conseguir esto es un díficil equilibrio porque las técnicas de cocina tradicionales muchas veces no son las más adecuadas para que la receta final tenga el máximo aporte nutricional y muchos nutrientes se pierden en el camino con tal de obtener un plato muy bonito a la vista y agradable al olfato y al paladar pero de escaso aporte nutritivo para nuestro cuerpo o lo que es peor lleno de ANTINUTRIENTES……y digo todo esto, porque yo pensaba ANTES de esa forma, antes de descubrir que desde generaciones han estado presentes en muchos pueblos, las técnicas ancestrales del remojo y la fermentación previa tanto de las semillas, cereales como las legumbres para evitar los indeseables ANTINUTRIENTES, que pueden llegar a impedir la absorción de oligoelementos tan importantes como el magnesio, hierro,calcio, zinc (sistema inmunitario), etc…. pienso que si todo esto es cierto, no estaría mal en cambiar de vez en cuando el CHIP y empezar a remojar y fermentar más….seguro que nuestro cuerpo lo agradecerá. Y es que en este caso del arroz, no hay mal que por bien no venga…..aprovechemos y a remojar el arroz!!! …no solo nos desacemos del ársenico sino tambien de los ANTINUTRIENTES… mejorando la absorción de minerales y otros nutrientes… pongo un enlace por si es de vuestro interés de ALIMENTARSE CON CONCIENCIA:
    http://alimentoyconciencia.com/antinutrientes-un-problema-grave-en-el-consumo-de-cereales-legumbres-y-semillas/

  4. Pingback: ¿Sabes que el arroz que tomas tiene arsénico? | Contra el New World Order

  5. Anónimo says:

    madre mía !!!! …… con la cantidad de arroz que como !!! …..

  6. Puri says:

    Yo le daba a mi hija a veces leche de arroz, por eso de evitar la leche de vaca, y me quedé un poco de piedra y se la he dejado de dar. Suelo alternar entre leche de vaca, de arroz, de avena, etc, al menos alternando se disminuye el riesgo.

    Por cierto, os doy un consejo, el otro día antes de cocinar arroz lo puse en remojo media hora para eliminar arsénico y eso hizo que en 6-8 minutos estuviera ya cocido y se nos pasó y nos arruinó el plato (una paella de verduras). Tenedlo en cuenta. Imagino que solo aclarándolo antes no pasa eso.

    Me alegro de volverte a leer, Moisés, gracias a ti empecé a interesarme por muchos aspectos de alimentación hace ya dos veranos y siempre leo tus entradas con mucho interés.

    • Yo también me alegro de leer tus interesantes aportaciones, Puri.
      La verdad es que cada vez me cuesta más trabajo encontrar tiempo para escribir un nuevo artículo, pero lo seguiré intentando.
      Buena idea lo de alternar varias bebidas vegetales con tu hija.Tampoco hay que ser drásticos y eliminarlo completamente. Eso sí, intenta averiguar la procedencia del arroz de la marca de bebida que compras. Si no aparece en el etiquetado, prueba a llamar al fabricante.
      Gracias por el consejo de enjuagar el arroz en vez de dejarlo sumergido.
      Y gracias también por tu interés en esta página.
      ¡Salud!

  7. JAM says:

    ¿Qué cantidades de arsénico contiene un kilo de arroz? ¿A partir de qué cantidad consumida y en función de qué peso del individuo, ésta se convierte en potencialmente peligrosa para un ser humano? Alarmar gratuitamente y sin aportar ningún dato más allá de la detección de ciertos componentes presentes en el arroz resta toda la credibilidad a este tipo de noticias. Por cierto, una puntualización a todos los que definen como “documental” el programa de Cuatro “En el punto de mira”. En ese programa el rigor brilla por su ausencia y se dedican a matar moscas a cañonazos, con trazos gruesos donde se exige fina caligrafía. Un poco más de exigencia en esa “otra alimentación” (la del criterio, la de la información) tampoco estaría de más. Un saludo.

    • Françoise says:

      Yo no puedo opinar sobre el programa de la Cuatro, veo muy poco la televisión y de hecho vi este programa aconsejada por mi hijo y mi nuera que lo estaban viendo. Por lo tanto carezco de elementos para poder valorar el programa en su conjunto y opinar al respecto.
      Dicho esto me parecieron serios los argumentos, los testimonios de los entrevistados y los resultados de las pruebas analíticas realizadas.
      Yo creo que de lo que se trata no es de alarmar a la población, sino informarla para que pueda, en la medida de lo posible, comprar productos más saludables y menos contaminados.
      Un saludo.

    • Nuevamente Françoise se me ha adelantado con una respuesta muy sensata (¡Gracias Françoise!).

      No es una cuestión de alarma gratuita. Yo, como consumidor, tengo derecho a saber qué tóxicos están presentes en algunos alimentos para poder decidir si continúo tomando ese producto, reduzco su consumo, lo sustituyo por otro con menos contaminantes, o incluso decido tomarlo igual que antes porque ese alimento en concreto me encanta y me da igual lo que contenga. Pero quiero tener los datos para poder tomar YO la decisión. No deseo que se me oculte esa información para no alarmarme.

      A estas alturas no es discutible la presencia de arsénico en el arroz. La EFSA lo reconoce y ha regulado la cantidad máxima que puede contener. Por cierto, que desde el 1 de enero de 2016 esa cantidad máxima se ha revisado a la baja por las autoridades de seguridad alimentaria. Es decir, que hasta ahora esas mismas autoridades pensaban que los límites previos eran “seguros” para nuestra salud y, ahora, dicen que los límites “seguros” son algo más bajos… Pues bien, como no quiero esperar a que dentro de 5 años se den cuenta de que lo mejor para nuestra salud es reducir aún más los límites de arsénico, yo tomaré medidas para reducirlo por mi cuenta, como lavarlo antes de cocinar o utilizar abundante agua en la cocción.

      Un último detalle: el arsénico no tiene un efecto fulminante, sino acumulativo. Por tanto, cuantos menos microgramos ingresen en tu cuerpo, mejor.
      ¡Salud!

  8. María Ángeles says:

    Muchas gracias, como siempre, por tu artículo Moises…. y según he leido parece que ciertamente para evitar la presencia de arsénico en el arroz es muy importante que el producto sea nacional, y que tenga la certificación ecológica para asegurarnos de que no ha sido fumigado por pesticidas. Se vuelve a demostrar que los productos locales y cultivados de la forma menos agresiva acaban resultando los más beneficiosos para nuestra salud. Un ejemplo sería comprar arroz ecológico del Rincón del Segura o Calasparra., pero me imagino habrá muchas más opciones….En concreto, el arroz ecológico de Calasparra, se cultiva de forma independiente con agua de riego la máxima calidad y sin pesticidas ni herbicidas químicos, cumpliendo con la normativa europea. Llevan desde 1980 produciendo arroz ecológico certificado y exportándolo a países europeos donde el control de calidad es muy estricto, por lo que nunca han tenido problemas de arsénico…..claro que el precio será más alto.Lo cierto es que la polémica esta servida….porque en muchos lugares el agua que se bebe lleva más arsénico que el arroz, y fluor y bisfenol….etc …¿Por qué este ensañamiento con este producto y no con otros? En este enlace se cuestiona esto y nos da el truquito del alga Kombu, cuando lavamos el arroz (atrae metales pesados y elimina toxinas) y es que el mundo de las algas en este aspecto es muy interesante:
    http://patriciarestrepo.org/sin-categoria/4585/

    • Puri says:

      Cito textualmente algo que leí en artículo sobre el tema (blog de Lucía Redondo):

      ¿Y si es ecológico? Pues parece ser que, en el caso del contenido en arsénico, da igual; es una condición independiente de los tratamientos fitosanitarios. En el estudio de Suecia se incluyeron 18 productos ecológicos, y no se observaron diferencias respecto a los no ecológicos.

    • Puri says:

      Pero con denominación de origen como tú dices, creo que si se minora mucho el riesgo.

    • Gracias por tu aportación al tema, María Ángeles.
      ¡Salud!

  9. Raquel says:

    Yo también vi el documemtal de la India.
    Qué marcas nos recomiendas?

    • Hola Raquel.
      En general las marcas españolas parecen más recomendables ya que España no es de las zonas más afectadas por la contaminación de sus aguas subterráneas. Teniendo en cuenta esa premisa, no me atrevo a recomendar ninguna marca en concreto.
      ¡Salud!

  10. Nieves says:

    Yo lo que había leído es que puede contener también amianto:
    http://www.aditivos-alimentarios.com/2014/01/e553a-silicato-magnesio.html

    Desde entonces en casa consumimos solo ecológico. Crees que esa opción sea mas sana??

    • Puri says:

      Leí en el blog de Lucía Redondo que el ecológico a estos efectos de arsénico da igual, tiene el mismo que el no ecológico. Me decepcionó porque yo también lo compraba eco para evitar arsénico.

    • Hola Nieves.
      Los contaminantes presentes en el arroz pueden ser muy variados (tanto como los que estén presentes en las aguas que sirvan de riego).
      Tal y como dice Puri, parece que en este asunto el ECO no se libra. Pero, al menos, tendremos la certeza de que no contiene los típicos pesticidas que se utilizan en la agricultura convencional. Algo es algo.
      ¡Salud!

  11. Sagra says:

    Madre mía, hace poco que me he pasado al integral por aquello de que es más rico en fibra y minerales y resulta que también es más rico en arsénico. Ya no sé qué comer!!!!

    • Françoise says:

      A mí me pasó lo mismo…. Tomaba arroz integral pensando que era más natural y rico en fibras y minerales…
      Yo creo que más que una marca en concreto conviene aconsejar mirar bien el lugar de proveniencia del producto. Yo creo -confío!- que los productos nacionales ofrecen más garantía, y personalmente procuro comprar lo más posible productos ecológicos en tiendas bio, aunque encarezca algo la compra, porque están sometidos a una reglamentación y unos controles estrictos.

    • Hola Sagra.
      Tampoco te obsesiones. Tal y como te ha dicho Françoise, procura comprar arroz cultivado en España y, si te lo puedes permitir, si es ecológico, mejor (al menos te ahorras los productos fitosanitarios que puedan echar a los arrozales no ecológicos…).
      Y, por último, no abuses del consumo de arroz.
      ¡Salud!

  12. Françoise says:

    Buenas tardes Moisés,

    Y gracias por esta información.
    Yo tuve conocimiento de ello la semana pasada, a raíz de un documental -aterrador- que vi en la 4 sobre este tema, y más concretamente sobre el arroz producido en la India.

    En el reportaje, decían que el arroz producido en la India se destinaba, además del consumo propio, a la exportación, con lo cual, muchísimo cuidado con el arroz que compráis, y descartad, por deficiencias sanitarias graves y ausencia de controles, el arroz que proviene de la India. Existen riesgos sanitarios comprobados -cánceres- ya que riegan los arrozales con aguas contaminadas y que contienen arsénico….

    Un cordial saludo.

Deja un comentario

  • Suscríbete a No+Aditivos

    Introduce tu correo electrónico para que te avisemos cuando haya nuevas publicaciones.