Queso para untar clásico: a vueltas con los carragenanos

Esta es la primera de las dos entradas que voy a dedicar al queso para untar. El motivo de esta fragmentación es la gran cantidad de marcas y productos que existen (yo he recopilado un total de 34), por lo que he decidido montar una entrada con la variedad clásica, la de queso blanco sin más (16 productos), y dejar para otro momento el resto: finas hierbas, con nueces, con queso curado, semicurado…

Con este producto se produce algo a lo que ya estamos acostumbrados y que se denomina designación metonímica. Ocurre cuando una marca comercial logra convertirse en la forma común de denominar ese producto. Por ejemplo: llamar Cola Cao al cacao soluble, Nescafé al café soluble, Mistol al lavavajillas, Danone a los yogures… En algunos casos, con el paso del tiempo, se llega a olvidar que se trataba de una marca comercial; por ejemplo, eso ocurre con los apósitos adhesivos para cubrir las heridas que todos denominamos Tiritas.

Bueno, pues algo parecido ocurre con el queso para untar, que no son pocas las personas que lo suelen llamar queso Philadelphia, aunque no necesariamente sea esa la marca que compren o utilicen. Curiosamente, tal y como se puede observar en la tabla que he elaborado, esta marca es la peor clasificada en base a los aditivos que contiene:

Tabla de aditivos de queso para untar (variedad clásica)

Queda claro que los más recomendados son los tres primeros, por eso les asigno el número 1, ya que no contienen ningún aditivo. El resto presenta entre uno y cuatro. Todos ellos ya han sido comentados en este blog con anterioridad por lo que no me quiero detener demasiado.

Queso blanco para untar de ALDI
libre de aditivos

Como se aprecia perfectamente, muchos de estos quesos contienen los omnipresentes carragenanos (E-407), un aditivo que la propia Organización Mundial de la Salud recomienda que no se utilice en alimentos infantiles. Pero, es más, diversos estudios han encontrado efectos perjudiciales para la salud en animales de laboratorio. La doctora Joanne K. Tobacman, de la Universidad de Iowa, en 2001 revisó los posibles efectos de los carragenanos en animales y llegó a afirmar lo siguiente: “Debido a las propiedades cancerígenas reconocidas de la carragenina degradada en modelos animales y los efectos promotores del cáncer de carragenina degradada en modelos experimentales, el uso generalizado de carragenina en la dieta occidental debe ser reconsiderada”. Si no domináis bien el inglés, en esta página resumen lo más destacado de dicho estudio.

Cream cheese classic del Lidl
libre de aditivos

Si bien es cierto que los “carragenanos degradados” no se utilizan en la industria alimentaria, el estudio antes citado afirma que la variedad que consumimos podría llegar a convertirse en “degradados” en nuestro aparato digestivo, de ahí su advertencia.

Por cierto, no está de más comentar que los carragenanos también se utilizan en el ámbito de la experimentación con animales en el ensayo de fármacos antiinflamatorios ya que inyectados bajo la piel provocan inflamaciones (recordemos que este aditivo también es sospechoso de provocar inflamación intestinal cuando es ingerido).

Mousse de queso Rondelé de
Président, libre de aditivos

Para colmo, los carragenanos están presentes en multitud de productos. En este blog ya los hemos encontrado en batidos, helados, yogures, jamón cocido, pechuga de pavo, salchichas, horchata, pizza y queso rallado. Ahora también en queso para untar. ¡Vaya tela!

En definitiva, que las únicas marcas que no contienen aditivos son el queso blanco cremoso de ALDI, Cream cheese classic de Goldessa (Lidl) y el Mousse de queso natural Rondelé de Président.

En la segunda parte de esta entrada hablaré del resto de variedades.

Comparte
Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Moisés Chacón

Periodista interesado en temas de salud

25 Respuestas a Queso para untar clásico: a vueltas con los carragenanos

  1. Natalia dice:

    Hola se que han pasado años de este artículo, pero ahora mismo el que suministra a lidl su queso untable si que lo utiliza porque lo acabo de comprar y me he fijado en la etiqueta una vez en casa, me he puesto a buscar información de ese ingrediente y les encontré a ustedes, un saludo

    • Hola Natalia. Gracias por la información.
      Es una lástima que con el paso del tiempo los ingredientes de los productos cambien a peor.
      Me temo que tendré que publicar pronto una entrada actualizada sobre este mismo producto.
      ¡Salud!

      • Iván dice:

        Hola, gracias por el artículo.
        Después de romperme la cabeza mirando todas las alternativas he llegado a la conclusión de que el mejor queso para untar es el de la gama Sannia de Eroski (tanto la gama normal como la light). Nutricionalmente el mejor del mercado y libres de todo tipo de aditivos. La prueba está en que una vez abierto el envase, no tardes más de 3 días en comértelo que se estropea por completo. Dicha cuestión no sucede con cualquier otro queso de untar de otras marcas que aguantan hasta semanas en la nevera.
        Un saludo.

  2. Pingback: Demasiados aditivos en la mayoría de las natillas » No + Aditivos

  3. Pingback: Más quesos para untar: alguno incluso con carbón vegetal » No + Aditivos

  4. Pingback: Empanada de atún: de cero a trece aditivos… y hasta algunos inexistentes » No + Aditivos

  5. Pingback: Kétchup: sin aditivos o con sustancias potencialmente cancerígenas… tú eliges » No + Aditivos

  6. Mora dice:

    Pues sí, tienes razón. Por cierto, si alguna vez puedes,analiza las magdalenas industriales. Yo empecé comprando hacendado que tenían huevo, harina y aceite de girasol (y creo que un aditivo, pero no tengo el número) y tres años después ya no se sabe ni lo que tienen.. Les escribí a preguntarles por qué el cambio a peor, pero de momento no han contestado.

  7. Mora dice:

    Muchas graciaspor este blog, la verdad es que llevo toda la vida tomando Philadelphia, el original, sin mirar la etiqueta porque el sabor no lo he encontrado en ninguna otra marca. Y eso que soy de las que compra el jamón york el pozo al natural después de leerme mil etiquetas. Es una pena que la alimentación saludable no sea una prioridad ni para políticos ni para empresas, así que gracias de nuevo por compartir tus análisis que no pienso perderme a partir de ahora. Y tendré que empezar a probar otros quesos!

    • Hola.
      Gracias a ti por tu interés y tu confianza.
      En muchas ocasiones los productos más sabrosos o más irresistibles al paladar no son, precisamente, los más saludables. Precisamente los fabricantes les añaden multitud de aditivos para que el resultado sea más atractivo al consumidor. Es un caso similar al de las chuches frente a las frutas y verduras. ¿Cuál les gustan más a los niños? ¿Cuáles son más sanos? Pues eso.
      Saludos.

  8. Anonymous dice:

    Hola, muy buenas.
    Me parece que en esta entrada hay varias cosas mezcladas… no se pueden comparar quesos fundidos de untar con quesos blancos pasterizados ( cream cheese) con quesos enzimáticos frescos (Queso de autor angulo), son productos diferentes…
    Esta misma confusión está en la entrada de sobre cremas de queso. Se comparan productos diferentes totalmente.
    El queso de Angulo es un queso fresco sin maduración que no necesita ningun espesante, la estructura que tienen es debido a la forma de elaboración ( la caseina de la leche de desestabiliza por acción del cuajo y se forma el queso, esto es igual para un queso como el que hablamos o para un queso de barra. uno es fresco y otro no) .
    La mayoria de los otros quesos de la tabla son quesos lácticos ( la caseina de la leche se desestabiliza por bajada de pH por efecto de las bacterias lácticas), son quesos de poca estructura de ahí que algunos les añadan E-407 para darles mas cuerpo.
    No conozco alguna de las marcas, pero me da la impresión que alguno son quesos fundidos , con lo cual ya tampoco serian del mismo grupo (entrarian en otro grupo con las famosas “cremas de queso” de president y los quesitos, y las lonchas el caserío… vamos, quesos procesados).
    Por otro lado, para la persona que quiere comer queso sin E309 , decirle que lo tiene complicado, todos los quesos elaborados con leche pasterizada necesitan cloruro cálcico , si no la leche no cuaja… es decir , que sin él no se puede hacer el queso, y esto va desde un queso gallego blandito hasta un edam o un cheedar o u gouda, un manchego, de barra.. etct, etc)
    Solo los quesos que no usan cuajo (quesos lácticos ( cream cheeses), los que son blanditos , sin estructura tipo requesón o queso de cabra en rulo o ahora el “burgo de arias”…) no necesitan cloruro cálcico…
    En la industria láctea el Cloruro cálcico se considera un coadyuvante de fabricación ( como la sal), no un aditivo.
    Gracias por la información del blog, lo considero muy útil.
    Un saludo

    • Hola anónimo, gracias por tu comentario y tus aportaciones. Cualquier información complementaria es bienvenida.

      Con respecto a lo que indicas, permíteme que realice algunas observaciones. Mi intención al escribir esta entrada era comparar los quesos para untar en general, sin ánimo de entrar en tanto detalle sobre si son quesos fundidos, blancos pasterizados, quesos enzimáticos frescos… A mí como consumidor, me da un poco igual. Yo quiero un queso para untar que tenga el menor número posible de aditivos y, afortunadamente, los hay, como muestro en la tabla.

      Sobre el cloruro de calcio E509 (no E309 como has escrito tú por error al teclear), ya he dicho que a mí no me preocupa puesto que, según la información que he buscado, su consumo no conlleva riesgo alguno. No obstante, sí que quiero hacer una apreciación: independientemente de como lo considere la industria, si el cloruro de calcio se añade para facilitar el proceso de elaboración del producto, la legislación lo considera un aditivo.

      Gracias a ti por tu interés y por tus comentarios. Los distintos puntos de vista enriquecen la información de utilidad que podamos ofrecer de manera colaborativa.

      Saludos.

  9. Anonymous dice:

    Hola Moisés.
    Llevo unos meses siguiendo tu blog y cada entrada me parece más interesante que la anterior. Me parece que haces un trabajo estupendo, así que quería darte mi más sincera enhorabuena.
    Además quería hacerte una pequeña consulta, ya que hay entradas sobre quesos de untar, quesos rayados y quesitos, ¿pero sabes de algún queso (en lonchas o en pieza) que no contenga dichosos aditivos? Ya que por más que busco no encuentro ninguno sin E509 (cloruro de calcio) y por lo que tengo entendido puede provocar problemas cardíacos, digestivos, nauseas, vómitos… Además de que industrialmente se utiliza para la fabricación de algunos cementos, pegamentos… Así que si supieras de alguno libre de estas porquerías agradecería me lo comentaras.
    Y por último quería hacer una pequeña aportación, ya que he descubierto hace poco que los caldos de la marca Aneto están libres de aditivos, uno de los artículos en los que me baso (quizá el más completo que he leído) es http://www.vida-sana.es/2009/11/la-calidad-de-los-caldos-aneto/ realmente recomiendo que lo leáis, tanto tú como los seguidores, ya que me parece una alternativa muy saludable para hacer una sopa un día con prisas o para hacer recetas muy sabrosas a la par que sanas.
    De nuevo mi más sincera enhorabuena, no sabes lo mucho que nos estás ayudando para llevar una dieta mucho más sana.
    Un saludo.

    • Hola. Muchas gracias por tu comentario.
      La verdad es que no he mirado las lonchas de queso, pero tomo nota y en breve intentaré dedicarles una entrada.
      Con respecto al E-509, yo no he encontrado fuentes fiables que avalen esos efectos de este aditivo. Es cierto que algunas web lo mencionan, pero no hacen referencia a qué estudio o institución avala esa información. Por tanto, yo lo pondría de color verde en mi tabla.
      Eso no quita que, lógicamente, intentemos evitar el consumo de aditivos siempre que sea posible.
      Con respecto a los caldos Aneto y al blog que mencionas, tienes razón; es una entrada muy interesante (aunque un poco extensa…). Pues nada, tendré que dedicar yo también una entrada a los caldos, a ver qué resultados obtengo 🙂
      Gracias por tus palabras de aliento. Me alegro mucho de que este blog te sea de utilidad.
      Un saludo.

  10. Anonymous dice:

    Muchas gracias por tu trabajo Moises, hacia un tiempo que no te leía y me hubiera venido muy bien leer esta entrada antes, estaba esta mañana atontada en el super delante de los quesos de untar y al final he desistido, a cada uno que miraba peor que el anterior… Verónica

  11. Biólogo dice:

    Llevo tiempo leyendo tu blog pero es la primera vez que comento, así que lo primero que debo hacer es darte la enhorabuena por el buen nivel de tus artículos, todos muy interesantes y bien documentados.

    Respecto a la carragenina, el problema es que es un aditivo con unas propiedades industriales excelentes, es barato de producir, se maquilla como “natural” (ya, si nos ponemos así, el veneno de cobra también lo es) y a bajas concentraciones es capaz de estabilizar y emulsificar productos de cualquier tipo como ya hemos ido viendo en tus anteriores entradas. Es facilísimo consumirla incluso en grandes dosis, y lo peor es que no existen métodos para eliminar totalmente la carragenina degradada de menor peso molecular, que como bien indicas es la considerada nociva, en el producto final. O sea, que aparte de la carragenina que degradamos en el intestino, según datos que he consultado aproximadamente un 8% de la que se encuentra en los alimentos tiene un peso molecular inferior al considerado como “seguro”, pudiendo ser carragenina degradada. ¡Y está permitido!

    Como apunte, en realidad la carragenina no parece provocar mutaciones (y de ahí cáncer) en sí misma, el problema es que estimula la formación o división de tumores a partir de células cancerosas preexistentes, puede comprobarse fácilmente en el artículo de Tobacman, que no es difícil de encontrar por internet para quien le interese.

    Un saludo, te animo a continuar con tu blog y ya espero la próxima entrada.

    • Muchas gracias por tu completísimo comentario.
      Es un privilegio contar con un lector con tus conocimientos. Es muy interesante (y preocupante) lo que apuntas sobre la carragenina degradada.
      Gracias también por seguir el blog y a ver si te animas a comentar de vez en cuando, seguro que tienes muchos datos relevantes que compartir.

      ¡Saludos!

  12. Monica Bobis dice:

    Gracias por esta iniciativa tan interesante. Tengo una duda, hasta que punto crees que podemos fiarnos del etiquetado de algunas marcas blancas?

  13. Anonymous dice:

    Muchas gracias! interesantisimo, como siempre…

  14. Juani Sanz dice:

    Muchas gracias por el artículo¡ Muy útil e interesante.

Deja un comentario

Responsable » Moisés Chacón
Finalidad » Moderación de comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de SOLUCIONES CORPORATIVAS IP, S.L. dentro de la UE y de acuerdo a su política de privacidad
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar y suprimir tus datos enviando un correo a contacto@nomasaditivos.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.