Cerveza sin alcohol, pero con aditivos

La cerveza sin alcohol es otro de esos productos que tenemos que elegir con cuidado si no queremos tomar aditivos innecesariamente. Lo primero que hay que dejar claro es que esta bebida no necesita ningún aditivo. Para comprobarlo solo hay que echar un vistazo a la tabla comparativa que he elaborado, donde se puede comprobar que hay varias marcas que no añaden ninguno:

Aditivos en la cerveza sin alcohol

Tabla comparativa de aditivos en la cerveza sin alcohol

Por tanto, las marcas de cerveza sin alcohol que he encontrado sin aditivos son Alhambra, Finkbräu, Día (en lata), y las cero-cero de Carrefour, Estrella Galicia y San Miguel. También podemos tomar sin preocupación la Mahou sin, ya que solo añade ácido cítrico (E-330), pero existiendo marcas que no meten ningún aditivo, casi mejor las otras.

Cerveza

Imagen de Steven Depolo

Por cierto, hay que tener cuidado al elegir porque algunas marcas cambian sus ingredientes según el envase en el que se vende. Por ejemplo: la cerveza sin de Día en lata no contiene aditivos, pero en botellín lleva un colorante. La Carrefour sin en botellín solo contiene un aditivo, mientras que en lata contiene dos.

Lo de la utilización de los colorantes en la cerveza, la verdad es que resulta un poco patético. Como, probablemente, la cantidad de agua es bastante considerable, le añaden el E-150c, caramelo amónico, para darle más color y que parezca una cerveza con más cuerpo. Solo por este intento de engañar la vista del consumidor merece no ser comprada; pero es que, además, este colorante tomado en dosis altas en experimentación animal provoca calambres, disminución del apetito y de los glóbulos blancos. En humanos se ha observado, en algunos casos, perturbaciones gastrointestinales (fuente: OCU).

Otro de los aditivos que recomiendo evitar y que está presente en algunas cervezas de primeras marcas, como Amstel, Buckler o Cruzcampo, es el E-224, metabisulfito potásico. En general es conveniente reducir el consumo de sulfitos, entre otros motivos porque “puede desencadenar graves reacciones de hipersensibilidad: crisis asmáticas, urticaria, alteraciones gastrointestinales hasta una crisis anafiláctica“. Estas afirmaciones están tomadas textualmente del libro Tabla de aditivos. Los Números E; una obra que a mí no me gusta especialmente porque es demasiado conservadora y en la mayoría de los aditivos indica que “se consideran inocuos”; algo que no comparto. Sin embargo, en este caso sí que advierte de las posibles consecuencias del consumo de sulfitos (el E-224, entre otros).

En amarillo he puesto el E-405, alginato de propilenglicol, porque tomado en grandes cantidades disminuye la absorción de magnesio, calcio, hierro, etc. de los alimentos. También está el E-414, goma arábiga, ya que algunas personas pueden experimentar leves reacciones alérgicas con su consumo.

Una recomendación más: tal y como ya he comentado con anterioridad en este blog, es mejor evitar el consumo de cerveza en lata, mejor en envases de vidrio, para reducir un poco nuestra exposición a las sustancias que componen el recubrimiento interior de las latas, como el bisfenol A o similares.

La conclusión de esta semana es que tenemos opciones para disfrutar de una buena cerveza sin alcohol y sin aditivos. Y si no es en lata, mejor.

About Moisés Chacón

Periodista interesado en temas de salud
Tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

13 Responses to Cerveza sin alcohol, pero con aditivos

  1. Aránzazu says:

    Hola, hace poco que descubrí tu blog y me parece un auténtico lujo (ya me lo he leído entero). Se explica muy bien y con todo detalle los aditivos que aparecen en cada uno de los alimentos y las tablas comparativas son geniales.
    Gracias por tu gran labor de hacernos llegar este mundo tan oculto y complejo que debería ser mucho más abierto y conocido por todos.
    Saludos.

    • Hola Aránzazu.
      Bienvenida al blog. Muchas gracias por tus palabras tan amables.
      Ya lo he dicho varias veces, pero no me cansaré de repetirlo. La mayor satisfacción que puedo obtener es que este trabajo de búsqueda de alternativas más saludables que realizo para el bienestar de mi familia, también pueda ser de utilidad para otras personas.
      Por cierto, si hay algún producto que te interese especialmente y que aún no haya aparecido en el blog, no dejes de sugerirlo.
      Saludos.

  2. Rosa says:

    Desde que descubrí este blog voy a comprar con alegría, sabiendo a por que producto ir sin tener que mirar los ingredientes de todos como me pasaba antes. Gracias por simplificar mi vida 🙂

  3. Mercedes says:

    Me parece interesantísimo todo lo que relatas en tus artículos, me lo voy a estudiar todo, todo, todo
    Felicidades por un trabajo estupendo

  4. Pingback: Cada vez más consumidores optan por alimentos saludables » No + Aditivos

  5. Elena says:

    Hoy he descubierto tu blog y te aseguro que me encanta!!! ojalá nos unamos los consumidores que queremos comida sana y que las etiquetas sean entendibles!!!
    Enhorabuena y por favor, continua con tu labor

    • ¡Hola Elena!

      Pues a mí me encanta que te encante 😉
      Me parece muy acertada tu reflexión. Si los consumidores compramos preferentemente alimentos más saludables y evitamos los que están demasiado procesados, con demasiados aditivos, etc. la industria no tendrá más remedio que ofrecer cada vez más productos de este tipo. ¡Seguro que lo conseguiremos!

      Por cierto, si tienes especial interés en que dedique una entrada a algún producto que aún no he abordado, no tienes más que decirlo.

      ¡Bienvenida al blog!
      Saludos.

  6. ANA says:

    Buenos días , darte mi enhorabuena por este blog tan maravilloso,y tu trabajo de diez.
    Descubrí la página por casualidad ( buscando información sobre los aditivos ) y me encanta!!
    Gracias
    Ana

  7. Pepo says:

    Hasta no hace mucho acostumbraba a mirar los ingredientes de las cervezas para consumir sólo aquellas que no llevasen aditivos de ningún tipo (al vino blanco no le añaden colorantes para hacerlo tinto ¿verdad?) pero últimamente lo máximo que ponen es que “contiene malta de cebada” y seguramente por la obligación de informar sobre productos alérgenos (la cebada contiene gluten). La culpa la tiene la legislación actual que es laxa y discriminatoria con las bebidas alcohólicas de más de 1,2% de alcohol.
    Pienso que si un fabricante estuviese orgulloso de hacer buena cerveza no le daría reparo poner en la etiqueta la lista de ingredientes, aunque no esté obligado por la ley.

    Reglamento 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor

    Alimentos exentos del etiquetado nutricional:

    Las bebidas alcohólicas que contengan más del 1,2% en volumen de alcohol de momento estarán exentas de la obligación de contemplar la información nutricional y la lista de ingredientes.

    Fuente: http://aesan.msssi.gob.es/AESAN/web/cadena_alimentaria/detalle/futura_legislacion.shtml

Deja un comentario