Morcilla, aditivos y cáncer

Morcilla. Foto de Wally Gobetz

Fotografía tomada por Wally Gobetz (CC)

Tenía pendiente el encargo de dedicar una entrada a la morcilla (ese embutido que se elabora con sangre de cerdo, principalmente). Además, este tema me viene que ni pintado para reflexionar en voz alta sobre el reciente anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la relación del consumo de carne procesada y el riesgo de padecer un cáncer.

Voy primero con la morcilla. En esta ocasión, creo que muchas de las marcas que aparecen en la tabla van a resultar desconocidas a quienes viven de Despeñaperros para arriba ya que me temo que este producto es muy localista, es decir, que en cada supermercado predomina la morcilla propia de esa zona. En cualquier caso, puede servir como botón de muestra de cómo está el panorama de este producto respecto a los aditivos añadidos.

Aditivos en la morcilla

Tabla comparativa de aditivos en la morcilla

La tabla deja claro que es muy difícil encontrar una morcilla sin aditivos, aunque no imposible. En concreto, yo he hallado tres marcas: dos corresponden a morcilla asturiana y la otra a morcilla de Burgos. El resto contienen conservantes como nitritos (E-250) o nitratos (E-252), o bien contienen fosfatos como el E-450, E-451 o E-452. Los primeros pueden ser precursores de la aparición de una sustancias cancerígenas llamadas nitrosaminas, mientras que sobre los segundos existe la sospecha de que, en caso de consumo regular, reducen la absorción del calcio, se teme que puedan dañar los vasos sanguíneos, además de su posible relación con el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). [En otras entradas del blog puedes encontrar más información sobre los nitritos, nitratos y fosfatos].

De otro lado, aparecen 3 marcas que informan de la posible presencia de sulfitos, lo que debe ser especialmente tenido en cuenta por las personas sensibles a esta sustancia. Y, por último, no podían faltar los potenciadores del sabor. A dos marcas de morcilla, Vázquez y Moreno Plaza, debería darles vergüenza añadir glutamato monosódico, E-621, a estos productos. No sólo por las posibles consecuencias para la salud del consumo de esta sustancia, de la que ya he hablado infinidad de veces, sino también porque el uso de potenciadores del sabor es un intento de engañar al paladar del consumidor haciéndole creer que su producto está más bueno de lo que realmente está. La OCU dice que estos aditivos y los colorantes se suelen usar para disfrazar unas materias primas de baja calidad. No sé si será este el caso, pero si lo añaden algún motivo habrá.

Así que, en definitiva, hay pocas marcas sin aditivos; pero, buscando buscando, seguro que encuentras alguna sin nitritos, nitratos ni fosfatos.

Y ahora el otro tema: ¿Cómo vamos a comer morcilla si la OMS ha dicho que las carnes procesadas pueden producir cáncer?

Eric Bridiers para la US Mission Geneva

Asamblea de la OMS
Foto de Eric Bridiers para la representación de Estados Unidos (CC)

A ver: este asunto se ha sacado de madre. Primero se ha exagerado al máximo y, después, se ha tomado a broma. Tan mal está exagerarlo como minimizarlo. Visto lo visto y escuchado lo escuchado, llego a la conclusión de que la mayoría de la gente, entendida como masa acrítica (sin capacidad de realizar un juicio crítico), no quiere conocer los riesgos que existen a nuestro alrededor. Parece que desean vivir sumergidos en la ignorancia, creyendo que sus hábitos y conductas de siempre no suponen riesgo alguno para su salud. Por eso, cuando alguien les informa o advierte de que eso que hacen o eso que comen podría llegar a ser perjudicial, lo ignoran y se lo toman a broma, y/o descalifican a quien se lo dice (“estás chalao”, “eres un quimiófobo”, “eso es que hay intereses ocultos”…). Allá ellos.

La filosofía de este blog es la contraria: conocer los riesgos asociados al consumo de determinados productos o sustancias, pero no para crear alarma, sino para poder tomar responsablemente la decisión de consumirlos en mayor o medida.

La OMS se ha limitado a decir lo que ya se sabía desde hace tiempo: la carne (en general) no debe comerse a diario (y la procesada mucho menos). En la pirámide de la alimentación esos alimentos ocupan la cúspide, no la base. Lo que pasa es que, por ejemplo, la industria nos metió en la cabeza hace años que cenar jamón york todos los días es lo más sano del mundo… Pues no.

Entonces, ¿dejamos de comer carnes rojas por este motivo?

En absoluto. La carne contiene nutrientes de gran valor para nuestro cuerpo. Simplemente, hay que comerla un par de veces en semana. Nunca a diario. Y la carne industrial procesada hay que tomarla con mucha más moderación aún. En este sentido, recomiendo la lectura de lo que el Dr. López Heras afirma al respecto.

Pero, algunos dirán que tal o cual persona lleva décadas comiendo carne todos los días y está más sano que una manzana…

Vale. Yo también conozco a gente que ha muerto a los 90 años y fumaba como chimeneas. Está claro que la genética juega un papel fundamental en la posible aparición y desarrollo de procesos cancerígenos y, por eso, algunas personas son casi inmunes a pesar de que sus hábitos no son nada saludables. Pero, como yo desconozco si mi cuerpo tiene esa especie de “gen de la inmunidad”, prefiero cuidarme y reducir el consumo de aquellas sustancias o alimentos que puedan ser perjudiciales para mi salud.

Comparte
Etiquetado , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Moisés Chacón

Periodista interesado en temas de salud

6 Respuestas a Morcilla, aditivos y cáncer

  1. Nutricionista dice:

    Si alguién tiene interés es el estudio más amplio hecho en nutrición humana, es el ” estudio china”, es de tanto calado que en los medios pasa totalmente inadvertido.
    A modo de resumen:
    https://es.wikipedia.org/wiki/El_estudio_de_China
    Y se publicó un libro para aquellos que quieran aprender algo más.

  2. Ada dice:

    Hola Solo escribo para darte las gracias, cada vez consulto más este blog GRACIAS
    También y por si a alguien le interesa, deciros que a raíz de leer esta entrada comemos Morcillas Ríos Están buenísimas las venden online y te las mandan a casa refrigeradas por un precio muy aceptable Les hago un poco de publicidad porque considero que hay que premiar las buenas practicas
    Muchas gracias y un cordial saludo

  3. Françoise dice:

    Buenos días Moisés,

    Y gracias de nuevo por tu blog que nos aclara muchas cosas y nos permite optar de forma responsable por una comida mucho más sana.

    Comparto totalmente tu punto de vista en cuanto al informe de la OMS. Muchas voces se han levantado ya para informar a través de los medios, prensa, televisión, Internet, de los riesgos de una mala alimentación. Todos sabíamos ya del peligro de consumo de un exceso de carne, procesada o no, y sobre todo a la barbacoa. Donde sí me parece que hay que insistir es sobre los aditivos, conservantes, fosfatos, potenciadores de sabor etc….ya que un segmento muy importante de la sociedad cree con fe ciega que los productos que compra en los supermercados es buena y de calidad por el simple hecho de que están autorizados por las autoridades sanitarias.

    Personalmente, he optado por una vida sana: comida casera, miro la composición de todos los productos que compro y descarto sistemáticamente todos los que tienen los aditivos mencionados anteriormente. Creo que para gozar de una buena salud basta, si no se tiene ninguna enfermedad particular, con una vida activa, espíritu positivo e inquietudes, una alimentación variada y equilibrada y sin excesos. Lo dice una mujer de casi 64 años, que toma exclusivamente una medicina para el hipotiroidismo (eutirox) y complementa su alimentación con aceite de Krill y resveratrol.

    Un cordial saludo.

    • Hola Françoise.
      Gracias por tu comentario.
      Pues entonces, seguiremos insistiendo acerca de los posibles riesgos del consumo de esos conservantes, fosfatos y demás.
      Saludos.

Deja un comentario

Responsable » Moisés Chacón
Finalidad » Moderación de comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de SOLUCIONES CORPORATIVAS IP, S.L. dentro de la UE y de acuerdo a su política de privacidad
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar y suprimir tus datos enviando un correo a contacto@nomasaditivos.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.